Sarabia y Ben Yedder celebran el 2-0 en el Sevilla-Girona (J. M. Serrano)
Sarabia y Ben Yedder celebran el 2-0 en el Sevilla-Girona (J. M. Serrano)

Ben Yedder-Sarabia: Haciendo el cuerpo a una, o dos, dolorosas marchas

Monchi ya avisaba hace días de que habría que tomar «decisiones difíciles», y esas apuntan a un más que probable adiós al madrileño y/o al francés

Por  4:00 h.

No por ser una costumbre en este Sevilla del presente siglo deja de ser un impacto aún para el aficionado. Aún hay sevillistas a los que les cuesta mucho asimilar cada verano que sus mayores estrellas acaben abandonando su amado club para enrolarse en las filas de otros equipos que les ofrezcan más opciones de conquistar títulos o, por otra parte, ganar más dinero de lo que ganarían en el conjunto de Nervión. La historia ha demostrado que los nombres pasan pero los logros permanecen, y más si el que está al mando de la nave es Monchi. El de San Fernando es claro y meridiano a la hora de hablar de presente y, sobre todo, de futuro en el Sevilla. El club no debe tenerle miedo a vender a sus jugadores más cotizados para, con sus ingresos, recomponer una plantilla con jugadores con hambre, proyección y margen de beneficios en un futuro cercano. Así le ha ido bien en el presente siglo, y así seguirá. Ahora, los dos grandes elegidos para poner cara a dos dolorosas marchas son Pablo Sarabia y Wissam Ben Yedder.

La de Sarabia es la historia de nunca acabar en el Sevilla de la ya concluida 2018-2019. Desde el verano pasado se ha estado hablando de la renovación, de los pasos dados en la misma, pero el acuerdo nunca ha llegado a producirse. En la Supercopa de España disputada en Tánger ante el Barcelona parecía haberse dado un paso de gigante para su prolongación contractual, pero el anterior agente del jugador Ginés Carvajal deslizó una nueva petición y el acuerdo se rompió. Ahora, con nueva representación, tampoco es que se hayan dado grandes avances, y a pesar del optimismo de Monchi. El director deportivo esperaba que no apareciese ese gigante europeo que le arrebatase al madrileño. Tenía claro que, a igualdad de oportunidades deportivas y económicas, Sarabia optaría por quedarse en el Sevilla. Sin embargo, el PSG ha aparecido en escena y esos son palabras mayores. Los parisinos no tienen ningún problema en abonar los 18 millones de euros de su cláusula y pagarle el salario que le ofrecía la entidad de Nervión para enrolarse en sus filas. Aún queda la puerta abierta de que el futbolista valore más aquello de ser «cabeza de ratón» que «cola de león», y apueste por tener una gran subida salarial y sea un titular habitual cada jueves y domingo, a que sea un elemento de rotación de una plantilla llena de estrellas como el equipo parisino. Sea como fuere, el jugador tiene que decidirse ya mismo y las noticias no deben alargarse mucho más.

Como decíamos, la venta de Sarabia no sería de esas que se considera por encima de mercado y para mejorar la plantilla, ya que un futbolista con los números del madrileño actualmente está valorado en unos 40 millones de euros, y no por los 18 por los que saldría. Son las cosas de las cláusulas de rescisión de épocas pasadas.

El que sí tenía una cláusula en esos números en los que está valorado en el mercado Sarabia es Wissam Ben Yedder. En el Sevilla estaban tranquilos con respecto al galo, sabiendo que sólo se preocuparían si llegase una oferta por ese importe de su cláusula, por la que se sentarían a hablar con el club interesado. Sin embargo, el primero en ir aventurando que esta pasada campaña ha podido ser la última como delantero del Sevilla ha sido el propio Ben Yedder. «Es el momento oportuno, como se dice. También lo siento. No puedo faltar al respeto al club. Sea cuál sea la decisión final, estaré bien. No estoy preocupado por mi futuro. Haré un balance después de la selección, pero también será el Sevilla el que decida», explicó abriendo la puerta sin querer quedar mal con el club al que aún pertenece.

Eso sí, para salir, lo primero que tendrá que encontrar Ben Yedder es un club que haga una oferta cercana a esos 40 millones de su cláusula. A priori no debería ser difícil para un delantero que ha marcado esta temporada 30 goles en 54 partidos y que es internacional con la selección de Francia. Sea como fuere, en el Sevilla ya tienen en la agenda señalados a algunos jugadores como posibles recambios del franco-tunecino. Con 40 millones, es más fácil acudir al mercado a por un delantero de esos que esté a punto de explotar o cuya temporada no haya sido la mejor, para que retome su mejor versión en Sevilla.

Sea como fuere, ya lo avisó Monchi: «Tomaremos decisiones difíciles que tenemos que estar vivos para transmitirlas bien». Sarabia, Ben Yedder o, incluso, Banega, pueden entrar en esas dolorosas marchas que haya que asumir.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @WestHamUtd: West Ham United FC have uploaded a new video... #WelcomeFornals https://t.co/HvCowMvc7E - 4 días ago