De Lenglet a Amadou, el profesor Correa: “El Sevilla ficha a un Medel moderno”

El descubridor del central y el mediocentro cuando ambos militaban en el Nancy analiza el juego de Amadou

Por  3:55 h.

Fue un uruguayo, nacido en Montevideo, el mismo que descubrió a Clement Lenglet en el Nancy y le dio la confianza para que fuera creciendo y otorgarle la capitanía, también el padre deportivo de Ibrahim Amadou, refuerzo sevillista y al que el técnico charrúa, hoy en el Auxerre, lo marcó para siempre. Al igual que Lenglet, la escena se dio en el Nancy. Habla Pablo Correa: «Yo había estado en el Nancy de 2002 a 2011. Pero salí al Evian. Estuve muy poquito tiempo. Al poco, volví al Nancy, en 2013. Me hice cargo del primer equipo y ahí estaba entrenando Ibrahim (por Amadou). Estaba perdido. No había jugado nada y lo noté inquieto. Había llegado como central y lo cierto es que lo hacía bien, pero le faltaba mucho para que él se sintiera importante. En los entrenamientos se veía que tenía cosas distintas; se notaba que tenía muchísimo talento como para que jugara en la última zona del campo. Y pensé que debía ser en el centro del campo donde debía jugar. Se lo dije. Lo llamé a mi despacho y le pregunté. ‘¿Estás dispuesto a adelantar tu posición?’ Yo no sabía cómo se lo iba a tomar porque en toda su vida había jugado como centrocampista. Me gustó mucho su respuesta. Ni se lo pensó. Me dijo que por supuesto, que quería ayudar al equipo, y que lo haría en donde yo creyese que era mejor. Le insistí en que yo estaba convencido de su capacidad para jugar en esa demarcación y lo que necesitaba era que se convenciera él mismo. Lo hizo desde el primer día. ¡Ahí empezó la carrera de Amadou! Piense cómo sería su arranque en el centro del campo que un año después nos lo quitaron (se ríe) y se fue al Lille».

Correa define las características del nuevo jugador del Sevilla: «Es un Medel de los tiempos modernos. Es fuerza, pero también calidad, con más criterio. Corre más rápido que Medel, y es más rápido a la hora de dar el último pase. Cubre muchísimo terreno. La gente puede pensar que es sólo un jugador que destruye el juego rival, pero Ibrahim es mucho más. Le gusta participar en el juego de su equipo y asume mucho. Es un fichaje de equipo Champions League. Yo lo veo, como en el Sevilla, en un club grande de Europa. Está preparado para dar el salto. Ibrahim es jugador de equipo muy grande. Al igual que Clement (por Lenglet), es un futbolista que vive para el fútbol y que tiene muchísima personalidad. No es normal que nada más llegar al Lille empezaran a verlo como el capitán. Sólo le pasa a unos jugadores privilegiados. Pues así fue. El carácter competitivo que tiene es un lujo para cualquier entrenador. El Sevilla ha acertado, seguro. Y, además, lo ha hecho en un momento en el que el Lille se ha convertido en un club vendedor. Cuando nosotros lo vendimos al Lille, a los pocos meses, el Schalke 04 hizo una oferta por diez millones. El Lille, bien posicionado, nunca ha querido venderlo. Hasta ahora…».

Y, hablando de vender, o, al menos, de la obligada situación del Sevilla de desprenderse de Lenglet, Correa también analizó el escenario que se le dibuja ahora a otro de sus alumnos aventajados. «El crecimiento de Clement en los últimos años ha sido espectacular. Ahora, que el Barcelona lo va a fichar, estoy leyendo en un montón de periódicos de Francia que cómo es posible que ningún club de aquí, de los importantes, le hiciera una oferta cuando jugaba en el Nancy. Apareció la Juventus, pero era para dejarlo como quinto central y Lenglet no quiso. Pero nada más. Ningún club de Francia de los fuertes preguntó por él. El único equipo que hizo una oferta por él fue el Saint-Etienne, y fue una propuesta bajísima, una oferta insuficiente para nosotros. Ahí estaba Lenglet, con nosotros en la Segunda división francesa, y nadie decía nada. Hasta que apareció el Sevilla y se lo terminó llevando».
Correa continuó con su análisis de la situación. «Por eso creo, aunque los aficionados del Sevilla puedan entristecerse porque se vaya al Barcelona, que hay que valorar la gestión del club. Hace un año y medio cuánto costó Clement (cinco millones). ¿Cuánto va a pagar ahora el Barcelona (35). Creo que es suficiente para entender que ganar tanto y tanto dinero en tan poco tiempo es para valorarlo y, sobre todo, para creer que se puede invertir para crecer», dijo entre risas para a continuación volver a hacer un pequeño guiño. «Creo que por ahora lo están empleando muy bien, ¿eh? Qué gran jugador se llevan con Ibrahim…», finalizó entre bromas.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Paco Herrera, nuevo entrenador de la @UDLP_Oficial - 2 días ago