Pablo Machín, en la ciudad deportiva (foto: Juan José Úbeda)
Pablo Machín, en la ciudad deportiva (foto: Juan José Úbeda)

Machín insiste en el fichaje del «9» y deja claro en qué posición quiere a Muriel

La dirección de Fútbol que encabeza Joaquín Caparrós trabaja a destajo para satisfacer al técnico soriano

Por  18:25 h.

El Sevilla sigue a la caza en el mercado de ese delantero goleador y de referencia que necesita Machín para desarrollar con garantías su dibujo. La contratación, evidentemente, no es fácil. Por sus características, se trata de una pieza de elevado coste, que en un mercado inflacionista como el actual dispara aún más si cabe su precio. La dirección de Fútbol que encabeza Joaquín Caparrós trabaja a destajo para satisfacer al técnico soriano.

Ayer, tras la victoria por 1-3 ante el Ujpest, Pablo Machín volvió a insistir en la necesidad de incorporar a este ariete. Lo dejó claro durante su atención a los medios oficiales del club. Al ser cuestionado por Muriel, que salió en la segunda parte sustituyendo a Ben Yedder y marcando un tanto de bella factura, el entrenador respondió que “Muriel va a jugar donde crea que más va a ayudar más al equipo. Mi idea primera es que no sea nuestro 9 de referencia. Me gustaría tener, y así trabaja el club, un 9 nato. Creo que donde Muriel puede aportar más es apareciendo en esas dos mediapuntas que se convierten a veces en delanteros. Creo que es donde lo puede hacer bien”, indicó.

Son varios los nombres de atacantes que baraja el club. Uno de los mejor situados y que cumpliría con los requisitos que pide Machín es el camerunés Vincent Aboubakar, del Oporto. Aboubakar encaja en el modelo de juego que quiere implantar el de Gómara en Nervión. A Bola ya informó esta semana de que el Sevilla habría ofrecido 20 millones de euros por el delantero del cuadro luso, a tenor de las dificultades que está encontrando con otros puntas como Batshuayi o Maxi Gómez.

El Oporto compró en enero al Lorient el 60 por ciento del pase de Aboubakar por 7,2 millones de euros. Pretendería sacarle prácticamente el doble de esa cantidad. Además, el ariete renovó hasta 2021 y fijó su cláusula de rescisión en 50 millones de euros.

Redacción

Redacción