Caparrós habla con Banega
Caparrós habla con Banega

El mercado invita al Sevilla a pensar en replantearse las cláusulas

Con los grandes desembolsando cantidades enormes en jugadores, el conjunto de Nervión tiene ‘asequibles’ a sus pilares: Nzonzi, Banega y Lenglet

Por  3:30 h.

En el Sevilla no esperaban tener un verano demasiado movido en materia de fichajes, pero lo cierto es que los acontecimientos pueden derivar en todo lo contrario. El Sevilla tiene el inevitable cartel, fraguado desde hace años por su política deportiva, de equipo vendedor, lo que unido al poderío económico de los equipos de la Premier y los grandes del fútbol continental, y al problema de las cláusulas de rescisión, provoca que sus principales figuras corran serio peligro de abandonar Nervión este verano. Y es que el fútbol ha cambiado bastante y ya las cláusulas antiguas, de 40, 50 o 60 millones de euros, no son suficientes para garantizar que un futbolista cumpla su contrato con el equipo al que pertenece. En el Sevilla, en su organigrama deportivo, están estudiando a fondo este tema y ya hay voces que dictaminan que a la hora de negociar hay que intentar hacerse fuertes en próximos fichajes y elevar las cláusulas a cantidades más grandes, para intentar conformar un equipo con cierta continuidad que no pierda a sus jugadores referencia con cierta facilidad. Y es que una cláusula baja le da poco margen de maniobra al Sevilla para apretar a un futuro comprador y, también, para intentar convencer al jugador para renovar y no oír los cantos de sirena que le lleguen desde otros clubes.

Este verano, sin ir mas lejos, el conjunto de Nervión se puede encontrar con la pérdida de sus referentes, de su columna vertebral, con el condicionante que le otorgarán las cláusulas de rescisión de estos futbolistas, algunas de ellas por debajo del precio de mercado que podrían obtener si estas fueran más altas. El caso más claro será el de Clement Lenglet. El central sevillista ha completado una gran temporada y el Barcelona, necesitado de refuerzos en la zaga, ha estado atento para afrontar el fichaje del francés el próximo mes de julio pagando los 35 millones de euros de su cláusula de rescisión. No es oficial, nadie se ha pronunciado, pero la sucesión de días sin noticias en positivo para los intereses del Sevilla deja en evidencia que Lenglet vestirá de azulgrana más pronto que tarde. El Sevilla lo intentó con una propuesta de renovación, pero poco más pudo hacer y, a pesar de no querer negociar con el Barça, se verá obligado a percibir 35 millones de euros. Una cantidad importante, pero lejos de lo que se está pagando hoy en día. Sin ir más lejos, el West Ham ha pagado 23 millones de euros por Issa Diop, uno de los nombres que manejaba el conjunto sevillista para reemplazar a Lenglet, un jugador no tan contrastado y con menos experiencia internacional.

Otros dos pilares que pueden entrar en escena en este mercado son Nzonzi y Banega. El primero con una cláusula de rescisión de un importe que dobla a la del segundo. Y es que el mediocentro francés, a pesar de haber subido a los 40 millones de euros su libertad, lo cierto es que, como ya advertíamos anteriormente, el mercado ha cambiado mucho y ahora es un jugador apetecible y con un precio asequible. Ya ha amagado con marcharse en los dos mercados de pases anteriores y su participación en el Mundial de Rusia con Francia puede abrirle la puerta. El margen del Sevilla para negociar es algo mayor que con Lenglet, pero tampoco el protagonista lo pone fácil. Su salida tras la clara derrota en la final de la Copa del Rey ha sido la gota que colmó el vaso de un jugador tan bueno como polémico fuera del terreno de juego. Si llega algún club con verdaderas intenciones de hacerse con Nzonzi, el Sevilla escuchará ofertas que se acerquen mucho a la cláusula. No cabe otra.

Banega, un chollo

Pero un protagonista con el que nadie contaba en este ir y venir de nombres es el de Banega. El pasado martes Marca desvelaba que su cláusula de rescisión es de 20 millones, una cifra sin duda muy asequible para cualquier equipo top europeo que quisiera hacerse con el argentino. Y uno de los que han saltado a la palestra ha sido el Arsenal, con Unai Emery en el banquillo, el técnico que mejor partido ha sacado de él. Sería un gran perjuicio para el proyecto de Pablo Machín su salida, algo que, por el momento, no se contempla ya que no ha habido ninguna pregunta por la situación de Banega, pero no deja de ser peligroso tener al eje del juego tan asequible.

El jugador, en cualquiera de los casos citados, tiene mucho que decir, pero en el Sevilla saben que les otorga más margen de maniobra actualizar las cláusulas a la realidad de un mercado ciertamente sobredimensionado. Sin ser del eje del equipo, Sarabia es otro caso, con 18 millones de cláusula. Caparrós y su equipo tienen, por tanto, trabajo por delante.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @Hectorfernandez: Esto es periodismo adaptado a los nuevos tiempos. Las herramientas al servicio de la verdad de una historia dramática.… - 10 horas ago