Promes posa para la entrevista en ABC (Juan Flores)
Promes posa para la entrevista en ABC (Juan Flores)

Promes, una venta impopular para aliviar la masa salarial para los fichajes

El Sevilla llegó a un acuerdo con el Ajax por 15,7 millones (más 1,5 en variables) y el porcentaje de una futura venta; Monchi se quita su importante ficha

Por  4:00 h.

Decíamos en una información en estas mismas páginas que existía una cierta calma en el sevillismo ante la falta de caras nuevas en la plantilla por la confianza que existía en el aficionado en la labor de Monchi al frente de la ciudad deportiva. Sin embargo, la tarde del lunes se antojó bastante ruidosa en los foros sevillistas a raíz de la venta de Quincy Promes al Ajax. El debate sobre el importe que abonarán los de Amsterdam para llevarse al jugador holandés del conjunto de Nervión levantó cierta polémica, al entender que las cifras han estado por debajo de lo que muchos hubieran deseado. En el Sevilla sabían que la venta no iba a ser popular, más si cabe cuando se están pidiendo cifras altas por cualquier jugador (lo que no quiere decir que lo valgan). Lo cierto es que la marcha de Promes responde a un cúmulo de circunstancias pero, sobre todo, a uno primordial: la necesidad de liberar masa salarial en el plantel.

Los 15,7 millones fijos, que podrían llegar a 17,2 con algunas variables, que va a pagar el Ajax por Promes reflejan que la operación global con el holandés no ha sido buena. El año pasado llegó por 20 millones más 0,8 en variables (que no se han cumplido), y la depreciación del jugador ha sido evidente tras una mala temporada en la que nunca tuvo continuidad, jugó fuera de su posición la mayor parte del tiempo y sólo convirtió tres goles. El jugador no estaba contento y llegó el interés del Ajax, en el que el Sevilla vio la oportunidad de deshacerse de una de las fichas más grandes del plantel, que no estaba justificándose con rendimiento en el campo. A nadie se le escapa que la venta no es buena, más si cabe con un Ajax que ha ingresado muchísimos millones este verano con la venta de estrellas como De Jong, o la próxima de De Ligt, pero el jugador y el club entendieron que era el momento de separar los caminos y hacer hueco en la masa salarial liberando fichas como las de Promes o Muriel.

En el caso de Promes, al menos el Sevilla se ha guardado un porcentaje de una futura venta para, en el caso de que el jugador recuperase las buenas impresiones que dio en el Spartak, ganarle algo a la operación. Es la resignación de un mercado en el que siempre ocurre igual en el entorno sevillista, las ventas parecen menores y los jugadores a los que acude a fichar el equipo de Nervión resultan muy caros. Fruto del nerviosismo del aficionado, que el profesional debe atemperar para no errar. Y es que Promes llegó con un sobreprecio evidente. Queda explicado por el importe que pagó el Sevilla en su momento, 20 millones, a un día escaso de que se acabara el mercado de traspasos de verano. El fichaje de Portu, el elegido en primera instancia, se frustró a última hora cuando todo parecía cerrado, y eso provocó que Caparrós acudiera con prisas al mercado para reclutar a un Promes que apretó para sacar un mejor salario de un Spartak que también aprovechó la necesidad sevillista.

El desarrollo de la temporada, en la que Promes ha jugado de segundo delantero, de extremo, de lateral izquierdo y lateral derecho, y la falta de confianza plena que pusieron tanto Pablo Machín como Joaquín Caparrós en sus actuaciones con altibajos terminaron por apagar a un holandés que destacó casi más por su generosidad y carisma fuera del campo que por su fútbol. El tiempo dictará sentencia sobre la operación.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
Es de 2016, pero dice @perezreverte tantas verdades del tema Cataluña que hoy son aplicables... https://t.co/hUx5fAYG7C - 21 horas ago