Maxi Gómez celebra un gol con el Celta
Maxi Gómez celebra un gol con el Celta

Se aleja la opción de Maxi Gómez para la delantera del Sevilla

El West Ham abonará la cláusula del uruguayo, fijada en 50 millones de euros

Por  14:25 h.

Desde inicios del mercado de fichajes, el nombre de Maxi Gómez sonó con gran fuerza para ser el referente en el ataque del esquema de Pablo Machín en su nueva andadura en el Sevilla. Encontrándose concentrado con su selección durante la celebración del Mundial de Rusia, el uruguayo quiso aparcar toda clase de rumores que le situaban fuera del Celta, al menos hasta el final de su aventura mundialista.

Con Uruguay eliminada, comenzarón las vacaciones del jugador, época en la que el jugador comentó que se encontraba “tranquilo en el Celta, sé que suenan muchos nombres como el Sevilla o el Borussia Dortmund y varios equipos ingleses. Pero estoy tranquilo en el Celta, haciendo las cosas bien y ojalá que sigan cosas mejores”.

Asimismo, sobre Maxi Gómez, el propio director de fútbol del Sevilla, Joaquín Caparrós, en declaraciones a ABC de Sevilla, admitió que “Pablo Machín quiere un delantero de esas características. Vamos mirando cómo está el mercado, cómo está la situación… y ya veremos cómo transcurre todo. En cualquier caso, queda muchísimo. El mercado está desorbitado. Y no es un tópico, pero cada vez que hay Mundial los clubes tenemos que esperar a que las selecciones queden eliminadas. Esto es como la bolsa; mientras el futbolista está en el Mundial su cotización va subiendo cada vez más. Cuando ya no está, va bajando. Tenemos que esperar. Pero traeremos al delantero que necesitamos en función de los que nos pide el técnico”.

Sin embargo, parece ser que el uruguayo no será el delantero que refuerce el ataque de los de Nervión esta temporada. Tal y como anuncia El Desmarque, Maxi Gómez jugará en el West Ham la próxima temporada, teniendo el conjunto inglés la intención de abonar la cláusula de rescisión del jugador -fijada en 50 millones de euros-, por lo que el delantero abandonaría el Celta para ponerse a las órdenes de Manuel Pellegrini.

El conjunto vigués ya rechazó una oferta de 35 millones procedente del West Ham, decidiendo finalmente los británicos pagar la cláusula del jugador. De esta forma, al Sevilla se le escapa una de las opciones para su ataque. El perfil de Maxi Gómez, tal y como afirmaba Caparrós, era el idóneo para el técnico, Pablo Machín, quien deberá aguardar aún la llegada del ansíado delantero a la disciplina sevillista.

Redacción

Redacción