Pablo Machín, en un acto del Sevilla (J. J. Úbeda)
Pablo Machín, en un acto del Sevilla (J. J. Úbeda)

Tiempo para atar una columna vertebral para el proyecto de Pablo Machín

Un portero, el sustituto de Lenglet, el eje de la medular y un delantero alto, posiciones vitales

Por  4:00 h.

Anda el sevillismo deseoso de conocer movimientos en el mercado de su equipo, un mercado bastante parado en clave sevillista, aunque se anuncian las primeras noticias en este sentido a partir del mes de julio. Cosas de la fiscalidad. En el club se transmite tranquilidad, que se sigue trabajando, cosa que es cierta, pero es inevitable que el seguidor quiera conocer ya las nuevas caras de su equipo, que quiera empezar a ilusionarse con el proyecto que liderará esta próxima temporada Pablo Machín. Un entrenador al que el club trabaja para configurarle una columna vertebral que va a cambiar bastante respecto a la de la campaña pasada.

Y los equipos se empiezan a trabajar de detrás hacia adelante. ene ste caso, desde el portero. Sin embargo, el Sevilla anda inmerso en una planificación de la portería en la que aún hay dudas. Sergio Rico tiene el cartel de transferible. El meta y la grada no terminan de compaginar y eso en el club lo saben. El jugador ha cambiado de agente para buscar algún nuevo destino donde progresar con su carrera. David Soria tiene una oferta de renovación aún no aceptada, y su continuidad no está aún garantizada. Mientras, el club trabaja en el mercado y las opciones aún son caras. Areola es prohibitivo y la tiene hecho con el Nápoles, Pacheco gusta pero el Alavés se hace fuerte pidiendo 15 millones, y también gusta Dimitrovic, del Eibar, que sería más asequible. Sin embargo, cualquier empujón en una negociación para firmar a un cancerbero pasa primero por darle salida a los que hay ahora mismo en nómina.

En la defensa está uno de los grandes focos de atención del club. La más que esperada marcha de Lenglet obliga al club a buscar dos recambios de garantías para darle consistencia a un equipo que sufrió demasiadas goleadas la temporada pasada, a pesar de que el francés rindió a un alto nivel. Nombres hay varios, pero los precios son altos. Lejeune y Musacchio cuestan 15 millones, a Juanpe el Gerona no lo deja salir por menos de diez, importe de su cláusula y el único más asequible sería el mejicano Diego Reyes, que acaba contrato con el Oporto. Sea como fuere, en cuanto el Barcelona pague los 35 millones de Lenglet el conjunto de Nervión dispondrá de esa cantidad para firmar a dos nombres que apuntalen la parte de la zaga que más necesita reforzarse, ya que los laterales están cubiertos.

En el centro del campo la principal misión será intentar retener a sus dos principales baluartes, a la par que darle algo más de presencia física al plantel. Nzonzi puede volver a despertar la atención del mercado europeo. Ayer disputó los 90 minutos con Francia ante Dinamarca y eso siempre es un escaparate, pero hasta que no se activen los grandes desembolsos no se esperan noticias en Nervión. Banega es bastante más barato y actuaciones como la de ayer ante Nigeria no ayudan, pero en el club quieren presentarle un proyecto atractivo que espante los cantos de sirena del Arsenal. Además, están por hacerse más refuerzos, como decíamos, que aumenten la presencia física. Roque Mesa es uno de los que seguro acabarán llegando, mientras que en la lista de posibles refuerzos se contemplan nombres como Iborra, Krychowiak o Dendoncker. Pablo Machín quiere mucho trabajo en la recuperación del balón y ayudas a las subidas de los laterales.

Para rematar esa columna vertebral, el esquema del técnico soriano reclama un delantero con presencia física, buen juego aéreo y que sepa asociarse con sus compañeros. El Sevilla carece de ese perfil por lo que anda buceando en el mercado para ver si pesca un bueno, bonito y barato, aunque esto último se antoja imposible en el fútbol actual con los delanteros pagándose a un alto precio. Maxi Gómez es de los que más gusta, pero el Celta pide 30 millones para empezar a hablar. Bas Dost era el ideal, pero el hecho de salir gratis (a expensas de lo que dictamine la FIFA) del Sporting portugués inició una subasta en cuanto a salario por parte de sus pretendientes a la que no podía llegar el Sevilla. Medio turcos afirmaban anoche que el holandés lo tiene prácticamente hecho con el Galatasaray. También es muy caro, para los números que ha ofrecido en su carrera, Kalinic, por el que el Milan solicita 20 millones. No es nada fácil la confección de la columna vertebral de Pablo Machín.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @Hectorfernandez: Esto es periodismo adaptado a los nuevos tiempos. Las herramientas al servicio de la verdad de una historia dramática.… - 5 horas ago