Álvaro Negredo, en su último partido como jugador del Sevilla FC
Álvaro Negredo, en su último partido como jugador del Sevilla FC

El último “nueve” puro en Nervión

Álvaro Negredo mostró en su etapa como sevillista un perfil similar al demandado por Machín para la delantera esta temporada

Por  16:03 h.

Desde que Pablo Machín firmara como nuevo técnico del Sevilla, la dirección deportiva del club no cesa en buscar en el mercado un delantero que se adecue a las características precisadas por el entrenador soriano, de forma que pueda encajar dentro de su esquema de juego. Un jugador de altura, corpulento, capaz de bajar el balón y abrir el juego a banda, pero sobretodo con gol. En Nervión aduvieron escasos en esta faceta durante la pasada temporada, contando incluso con los 22 tantos materializados por Ben Yedder, quien no termina de reunir estas condiciones para la delantera exigidas por el técnico. Tampoco Muriel reuniría ese perfil de jugador buscado, confirmando el propio Machín el pasado jueves que la posición en la que se desenvolverá el colombiano será como segunda punta, algo más retrasado.

Por ello, en Nervión andan tras los pasos de un “9” que lidere las ofensivas del equipo en esta nueva temporada. Nombres como los de Michy Batshuayi -con gran cartel internacional- o Maxi Gómez -una de las revelaciones de LaLiga la pasada campaña- fueron los primeros en venir sonando para reforzar el ataque, uniéndose a ellos posteriormente las opciones de Vicent Aboubakar o Simone Zaza. Cualquiera de estas posibilidades supondrá un desembolso importante, siendo el club conscientes de ello.

Y es que para recordar un perfil de delantero similar en Nervión al demandado por Machín habría que remontarse a la temporada 2012-13, la última en la que Álvaro Negredo militó como jugador del Sevilla. El vallecano disputó sus mejores temporadas en la elite visitiendo la elástica nervionense, con la que llegó a alcanzar los 85 goles y 27 asistencias en 180 partidos, durante cuatro temporadas, numeros que le valieron para hacerse con el trofeo Zarra en dos ocasiones -con 20 goles en la 2010-11 y con 25 en la 2012-13-, además de para debutar con la Selección absoluta y coronarse campeón de la Eurocopa en 2012.

Las características mostradas en el Sevilla por el actual jugador del Besiktas serían las buscadas por Machín para confeccionar una plantilla competitiva en base a su idea de juego. El canterano madridista dejó en Nervión un notable rendmiento, mostrándose como un delantero con fortaleza, llegada y gol. Además, no solo era capaz de controlar el balón por alto y abrir el juego a la banda, sino que además tenía nivel para participar en jugadas de construcción, valiéndose de su potencia en carrera para superar al rival.

Más recientemente, se recuerda a Fernando Llorente, también con un perfil similar al demandado por el técnico sevillista. El delantero navarro tan solo estuvo en Nervión una temporada, la 2015-16, donde no dejó el rendimiento esperado en los 36 encuentros que disputó con la zamarra nervionense. Por aquel entonces, a la sombra de Gameiro, el ex del Athletic alcanzó los siete goles y las cinco asistencias.

 

Álvaro Galván

Álvaro Galván