Óscar Arias dialoga con Monchi
Óscar Arias dialoga con Monchi

El consejo más trascendente y la cláusula de la discordia sobre Monchi

El club marca los tiempos: esta tarde sobre la mesa, el futuro de Monchi, con contrato hasta 2020

Por  5:02 h.

El consejo de administración y el comité ejecutivo del Sevilla se reúnen esta tarde con un tema trascendental sobre la mesa y que sí figura claramente en el orden del día de los asuntos a abordar por los rectores nervionenses: el futuro de Monchi, quien decidió hace tiempo abandonar el Sevilla esta campaña y negocia su desembarco en la Roma de James Pallotta. En consecuencia, la cúpula rectora del club nervionense tratará de alcanzar puntos en común y establecer unas meridianas líneas de actuación en cuanto al fondo y también las formas del asunto.

El presidente del Sevilla, José Castro, estuvo el pasado lunes trabajando con normalidad junto a Monchi, poco antes de que éste tomara el vuelo que le llevó a Londres, donde el de San Fernando viaja habitualmente por motivos familiares y donde también habría avanzado en su acuerdo con los máximos responsables del club italiano de cara a un proyecto por los tres próximos años. Desde entonces, presidente y director deportivo no volvieron a verse las caras, algo que sí tienen previsto hacer hoy. Es más, hasta la noche de ayer, se asegura a este periódico que el club no tenía conocimiento de los pormenores y fines del viaje de Monchi a la capital británica. De ahí las declaraciones del presidente a los medios de comunicación en Madrid, donde Castro acudió ayer a la Asamblea General Extraordinaria de LaLiga: «No sé nada del futuro de Monchi. Eso es algo que deben preguntarle a él; yo no sé nada. ¿Qué si debe pagar la cláusula para salir? No lo sé… no sé de qué me habláis. Yo lo único que sé es que Monchi está en el Sevilla y espero que termine la temporada aquí. Monchi, a día de hoy, es el director general deportivo del Sevilla y no tengo nada más que decir».

Precisamente, lo primero que debe aclararse en el consejo de esta tarde es si se le facilita al de San Fernando, con contrato hasta 2020, una salida pactada o, si por el contrario, se le exige el abono de su actual cláusula de rescisión, fijada en 5 millones de euros y que pasaría a ser de 2,5 millones el próximo 1 de julio. En este punto, hay interpretaciones divergentes en el seno del propio consejo. No parecen, en cualquier caso, cantidades relevantes para un club como la Roma, que asumiría si es necesario esas cantidades para poder contar con los servicios de un director deportivo que ha revolucionados los métodos de captación y revalorización de futbolistas durante la última década en el panorama continental, erigiéndose en una auténtica referencia en su área. El tema de la cláusula de Monchi va mucho más allá de un mero escollo económico, que también lo es. Cualquier movimiento en falso que se dé en este delicado punto afectará sobremanera a las partes en sus responsabilidades y en su imagen. La solución no es fácil.

Mientras, el club no se queda con los brazos cruzados. Como no puede ser de otra manera, el Sevilla tiene claro que la institución es la que debe marcar los tiempos. En previsión, se estudia y trabaja en la configuración alternativa del organigrama de la dirección deportiva y de la secretaría técnica ante la marcha de su gran cabeza visible. En estos momentos, la idea es la de apostar por una opción continuista, en la que el actual secretario técnico y mano derecha de Monchi, Óscar Arias, tomaría las riendas de cara al próximo proyecto, si bien desde ya son numerosos los frentes abiertos que deben tratarse, como asumir o no la opción de compra por Jovetic (en torno a 12 millones de euros y no 14 como se dijo desde Italia) o el posible regreso de Jesús Navas, que desde enero puede negociar con cualquier equipo y aún no ha recibido propuesta formal del Sevilla. En esta misma situación de finalización de contrato se encuentran otros potenciales refuerzos del conjunto de Nervión para la campaña venidera, con lo que el tiempo aquí no corre a favor de los sevillistas. El de Óscar Arias sería, en principio, el recambio más armonioso a la figura visible de Monchi, dentro de un completo organigrama de 16 personas en el que también destaca en la cúspide el trabajo de Miguel Ángel Gómez, coordinador de la dirección deportiva y pieza importante igualmente en este Sevilla de los éxitos. Desde Italia han apuntado que Gómez podría acompañar a Monchi a la Roma, pero no parece que el de San Fernando tenga la intención de debilitar la excelente estructura que dejaría como herencia en el Sevilla.

No hay que descartar que figuras como Ramón Vázquez, Ruda o Francisco, exfutbolistas de renombre en la entidad, cobren un peso específico mayor en el organigrama del que ya forman parte. Entretanto, e independientemente de que el club pudiera reforzar esta estructura con un director deportivo externo (caso de Fran Garagarza, del Eibar), se deslizan otros perfiles similares a los anteriores que también podrían sumar en diferentes parcelas, como Palop, Kanouté, Carlos Marchena, y, sobre todo, el utrerano Joaquín Caparrós.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: El franco-argelino ha comunicado a Rubi y al club que desea quedarse y tener otra oportunidad de triunfar en el Betis https://t.… - 1 hora ago