Luis Rubiales, junto a su homólogo marroquí durante la presentación de la Supercopa en Rabat (foto: RFEF)
Luis Rubiales, junto a su homólogo marroquí durante la presentación de la Supercopa en Rabat (foto: RFEF)

Rubiales no asegura que haya VAR en la Supercopa de Tánger

“Este evento sirve para unir dos países y dos culturas que tienen la misma pasión, el fútbol”, ha dicho en Rabat durante el acto presentación del evento

Por  12:56 h.

Este domingo, Sevilla FC y FC Barcelona se miden en la final de la Supercopa de España, la cual se disputa finalmente en Tánger tras varias semanas de polémica en torno a la fecha y sede donde se disputaría el encuentro. Siendo en esta ocasión a partido único, sevillistas y azulgranas se desplazarán a Marruecos con la posibilidad de levantar el primer título de la temporada. El partido dará comienzo a partir de las 22:00 horas, en el Estadio de Tánger.

Durante la presentación de la Supercopa de España este martes en Rabat, sede de la Federación de Marruecos, el presidente Luis Rubiales ha comentado que “estamos trabajando para poder estrenar el VAR en la final del domingo. Si las especificaciones técnicas lo permiten, contaremos con la ayuda tecnológica”. Rubiales también ha confirmado la presencia en el partido del nuevo seleccionador español, el asturiano Luis Enrique.

Con el ambiente protocolario que habitualmente rodea a este tipo de presentaciones, el máximo dirigente federativo ha señalado “este evento sirve para unir dos paises y dos culturas que tienen la misma pasión: el fútbol”. “Para el fútbol español es un honor estar aquí. África le ha dado mucho al fútbol y es el momento de que reciba parte de lo que ha ofrecido, en especial Marruecos con el salto de calidad que ha dado desde que Fouzi llegó a la presidencia. La pasión que el país demuestra por este deporte es por lo que hoy estamos aquí y estamos seguros de que será el inicio de una larga colaboración. Este partido sirve para unir a ambos países y ambas aficiones, es solo un primer paso”, subrayó el presidente de la RFEF.

Por su parte, el presidente de la federación marroquí Fouzi Lekjaa ha explicado que “este partido significa la consolidación histórica de nuestras relaciones”. “Van a jugar en un estadio maravilloso y con una afición extraordinaria que tiene una gran pasión por este deporte. Será otra cita que podemos ofrecer a nuestro público, para el país será muy especial”, explicó el dirigente marroquí. “Las relaciones entre los dos países -añadió Lejkaa- se remontan a muchos años, llevamos siglos de construcción de una historia común. Esto significa una consolidación histórica de nuestras relaciones. El pueblo marroquí está de celebración del Trono y la fiesta de la juventud por un acto de esta envergadura. Estáis en vuestro segundo país y será el inicio de un gran camino. Viva el fútbol y gracias por venir”, concluyó.

Redacción

Redacción