Banega, en el Akhisar-Sevilla (Reuters)
Banega, en el Akhisar-Sevilla (Reuters)

Akhisar-Sevilla (2-3): Se tomó un respiro y casi acaba ahogándose

El Sevilla a punto estuvo de dar el susto en Turquía en un duelo que ganaba con comodidad al descanso, pero que tuvo que certificar al final con diez hombres

Por  9:17 h.

Cerca de dar la nota en Akhisar estuvo el Sevilla en su encuentro de la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga Europa. Sobrado, confiado en exceso y lleno de relajación en las caras y en la actitud de sus jugadores saltó el equipo de Pablo Machín tras los primeros 45 minutos, y el sainete estuvo a unos minutos de confirmarse. En la primera mitad el Sevilla había dejado clara su evidente superioridad al débil equipo turco, esa que le llevó a destrozarlos en Nervión por 6-0. Pero claro, ante su afición no habría margen a tanta relajación, y ayer si cayeron en ella que, junto a la expulsión de Sergi Gómez por doble amarilla, pusieron muy cuesta arriba el duelo. Por fortuna para los de Machín, el Akhisar erró el penalti que hubiera supuesto el 2-2 con media hora por delante, algo que no hizo Banega cuando a cuatro minutos del final aprovechó el regalo en forma de penalti de Miguel Lopes para darle un triunfo que le mantiene fuerte en el grupo, pero que le da un claro aviso de que, cuando llega la relajación, cualquiera te complica la tarde. La segunda línea parecía solvente, pero algunos de ellos volvieron a evidenciar ante un conjunto con pocos recursos que deben dar mucho más si no quieren provocarle un quebradero de cabeza serio al Sevilla a partir del mes de enero, donde se juegan los títulos, ante rivales de más enjundia. La lectura positiva está en que el Sevilla selló finalmente un triunfo que le mantiene al frente de su grupo antes de visitar al Standard en Lieja, donde podría sellar su billete a la próxima ronda.

El once de Machín incluía muchas novedades, tal y como cabía esperar en un duelo ante uno de los rivales más débiles de la competición. Promes y Muriel volvían a asumir la tarea del gol y sus aportaciones en los primeros 45 minutos no pudieron ser más certeras. Tras una jugada ensayada en la que Nolito se encontró con Lukac en su disparo, en la siguiente acción, a los once minutos, el propio futbolista de Sanlúcar de Barrameda remachaba al fondo de la red, cayéndose, un centro de Muriel. Apenas había dado tiempo a calentar las piernas y ya mandaban en el marcador. Los turcos dejaban claras muestras de que sus limitaciones eran evidentes y el golpe les sentó fatal. Promes lo intentaba con un disparo desde muy lejos obligando a emplearse a Lukac. Entró entonces el Sevilla en sus primeros minutos de relajación. El ecuador de la primera mitad permitió al Akhisar tener varias apariciones por el área, aunque sin rematar con peligro. Sí lo hizo, en cambio, un Sevilla que, tras una gran jugada individual de Promes, que se libró en carrera de varios defensas, pero cuyo remate tocó en un defensa para que Muriel lo empujara al fondo de la portería. Al descanso, con gran parte del trabajo hecho.

Pero el Sevilla saltó de nuevo al césped con la actitud de haber acabado el choque. A los seis minutos ya había recortado el marcador Manu, que dejó en evidencia a Amadou, al que le ganó la espalda, y a Gnagnon, del que se zafó con un toque, para hacer el 1-2. El delantero holandés del Akhisar les dio la noche a los tres defensas sevillistas en la segunda mitad. Tanto es así que, tras una ocasión de Muriel que abortó Miguel Lopes, el citado Manu puso muy cuesta arriba el choque para los de Pablo Machín. Sergi Gómez le hacía penalti cuando iba a encarar a Vaclik y veía la segunda amarilla con más de media hora por delante. Por fortuna, Vural la mandó al palo, pero el choque ya se había complicado. Empezaron a caer avisos locales de lo que era inevitable.

Helder Barbosa tuvo el empate en un remate en el punto de penalti que, inexplicablemente, mandó alto. El mismo protagonista obligó a Vaclik a desviar un disparo suyo desde la frontal. Pablo Machín movía el banquillo para intentar recuperar algo del control del duelo. Salía del terreno de juego Nolito para dejar su sitio a Roque Mesa, y minutos más tarde se marchaba Muriel para dar entrada al siempre trabajador Sarabia. Sin embargo los turcos no bajaban el pistón, alentados por su afición, en busca del empate, algo que era histórico para ellos. Y lo encontraron en el minuto 78 con un centro de Vural que Ayik, solo en el área, peinó con la cabeza para batir a Vaclik. Sainete a punto de confirmarse si no llega a ser por la calidad del Mudo Vázquez y el exceso de revoluciones de Miguel Lopes, que atropelló al argentino en el área, originando el penalti que Banega se encargó de convertir en el 2-3 definitivo. La noche plácida a punto estuvo de convertirse en una pesadilla. Un respiro de 40 minutos que casi ahoga al Sevilla en su grupo de la Liga Europa.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
@rafagarcia__ A mí es que me llamó mucho la atención. Sales relajado y te marcan pronto y la película se te complica como se complicó... - 5 días ago