Reguilón salta sobre Jordán tras el gol de falta del catalán al Alavés
Reguilón salta sobre Jordán tras el gol de falta del catalán al Alavés

Alavés – Sevilla FC (0-1): Vuelo desde la solidez hacia el liderato de LaLiga

Joan Jordán anotó un golazo de falta directa para coronar el buen partido de los sevillistas

Por  16:03 h.
Alavés
0
Sevilla
1
Deportivo Alavés: Pacheco; Martin, Laguardia, Rodrigo Ely, Duarte; Aleix Vidal (Borja Sainz, m. 69), Pina, Pere Pons (Oliver Burke, m. 46), Wakaso; Lucas Pérez (Manu García, m. 59) y Joselu.
Sevilla FC: Vaclik; Navas, Carriço, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Banega, Joan Jordán (Gudelj, m. 68); Ocampos, Óliver Torres (Franco Vázquez, m. 77) y De Jong (Chicharito Hernández, m. 69).
Goles: 0-1, m. 37: Joan Jordán.
Árbitro: Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Mostró tarjeta amarilla a Oliver Burke, Carriço, Reguilón, Rubén Duarte, Gudelj, Diego Carlos, Ocampos, Laguardia y Wakaso.
Estadio: Mendizorroza. 16.309 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Intervalos nubosos en la primera parte, lluvia en la segunda y 25ºC. Partido de la 4ª jornada de LaLiga Santander 2019-20.

Este Sevilla vuela. Sin lujos, sí. Y con varios aspectos que hay que mejorar, como la profundidad del equipo arriba, donde sigue faltando ese hombre que asuma la bandera del gol y materialice las numerosas llegadas que genera el cuadro de Lopetegui. Detalles aparte, el Sevilla es el líder en solitario de LaLiga cuando ésta ha consumido ya sus primeras cuatro jornadas. Lo es por méritos propios. Y con una solidez tremenda que le ha otorgado su nuevo entrenador. Resulta una verdadera odisea hacerles un gol a los de Nervión. Titánicos en el esquema defensivo. Las piezas van mejorando y encajando. Son tres victorias en cuatro partidos, todas ellas fuera de casa. En Vitoria, sin ir más lejos, no ganaba el Sevilla desde hace 18 años ¡Cómo ha cambiado la película! Ante el Alavés bastó con un golazo de falta directa del especialista Joan Jordán, que encarna sin duda la cara más competitiva de este nuevo Sevilla. Equipo muy serio, muy equilibrado en todas sus líneas. Líder.

El parón por compromisos de selecciones no condicionó en demasía el once inicial de Lopetegui, que tiró de su bloque habitual para la cita alavesista, introduciendo únicamente un par de retoques. Óliver Torres y el recuperado Ocampos entraron en la formación titular en detrimento de Munir y el lesionado Nolito. Chicharito, por su parte, logró ingresar entre los ocupantes del banquillo, aguardando su oportunidad para debutar tras el largo viaje con México. El míster le dio los últimos 20 minutos. Se fajó con ganas y peleó. Como todos. Algo más tendrán que apretar para convencer a Lopetegui Rony Lopes y (otra vez) Dabbur, que fueron los descartes del técnico vasco en Mendizorroza.

Ambos pueden tomar nota, por ejemplo, del ímpetu y el estado de forma de Ocampos, que reapareció con mucho brío y protagonizando las primeras llegadas con peligro de los nervionenses en el feudo vitoriano. Exhibición de potencia del argentino, percutiendo siempre por la derecha y obligando a recular al rival desde el comienzo. El ex del Olympique de Marsella está siendo uno de los fichajes veraniegos más interesantes del proyecto. Y lo mejor es que dibuja margen de mejora… a poco que agarre mayor regularidad en su fútbol se convertirá en líder.

El Sevilla, como viene acostumbrando en la recién estrenada era Lopetegui, entró con un ritmo muy alto al partido, desplegando numerosos efectivos en ataque, metiéndole vértigo al juego en los metros finales. Muy superior a su adversario, sin discusión. El Alavés apenas inquietó una vez en toda la primera mitad. Fue en el minuto 8, sorprendiendo con una rápida contra de Joselu, que se plantó en velocidad solo ante en Vaclik y estuvo muy cerca de adelantar a su equipo. El delantero local cruzó demasiado su disparo para alivio de los sevillistas. Mero espejismo de los moradores de Mendizorroza, que se vieron prácticamente embotellados en su campo por el empuje constante de un Sevilla que quiso la victoria desde el pitido inicial y la buscó con ahínco.

Un pase del incombustible Navas a pierna cambiada casi fue cazado por Reguilón dentro del área blanquiazul. Los dos laterales sevillistas estuvieron excelsos, rapidísimos. Inabarcables para la zaga del Alavés. Al meta Pacheco se le acumulaba el trabajo por momentos. Banega lo puso a prueba poco después con un intencionado disparo, llegando desde atrás, aprovechando la buena combinación previa entre Ocampos y De Jong. Bien igualmente el punta holandés, trabajando sin pausa, imponiéndose en todos los duelos y facilitando siempre las incorporaciones de sus compañeros. Paradójicamente, sigue sin marcar.

Pudo volver a ver puerta el Sevilla con un remate espectacular de espuela del intenso Ocampos. El Alavés intentaba presionar alto, pero sin éxito alguno. El dominio del choque era para los sevillistas, que movían la bola a su antojo. Reguilón volvió a coger la moto por la izquierda, pero esta vez no se entendieron De Jong y Óliver Torres en la resolución de la jugada, con todo a favor para marcar. El ex del Oporto debe y puede aportar más. Sigue buscando su ubicación más cómoda en el campo. De condiciones anda sobrado.

El justo premio llegaría en el 36. Reguilón, con depósito interminable, provocó una falta peligrosísima en la frontal y Joan Jordán fue el encargado de ejecutarla con una maestría brutal para adelantar a su equipo. El golpeo fue muy plano, muy seco, haciendo una parábola imposible para Pacheco. ¡Vaya golazo! Jordán, especialista de lujo en la estrategia, puso el 0-1 con el que el partido se fue a descanso. El futbolista procedente del Eibar ofreció otro clínic en el centro del campo sevillista durante la primera parte. Recital de pases, dominio de los espacios y diana de bandera para redondear su actuación.

En la reanudación, no varió el guión del partido, si bien apareció un nuevo invitado al feudo de Mendizorroza: la intensa lluvia. Con todo, el choque se desarrollaba por los mismo derroteros. El cuadro de Lopetegui seguía mirando a campo contrario. Apretando. Buscando el segundo. Óliver y el goleador Jordán protagonizaron los primeros acercamientos de peligro a las inmediaciones de Pacheco.

Y lo que es el fútbol. El partido se le pudo ir al traste al Sevilla por un error aislado, por una mala decisión de Diego Carlos al dejar un balón suelto en zona de peligro. Por fortuna para los de Nervión, ni Hernández Hernández ni el VAR interpretaron como penalti un pisotón de Fernando sobre el cedido Aleix Vidal en el área sevillista… ¡Uff! La infracción pareció clara pero el árbitro indicó seguir. Respiró el Sevilla. Eso sí, la acción espoleó algo a los locales, que se metieron en el choque durante el tramo final.

Tocaba jugar con cabeza y Lopetegui apostó por refrescar a los suyos con los cambios. Gudelj y Franco Vázquez salieron para darle oxígeno al centro del campo. También debutó Chicharito, relevando a Luuk de Jong en punta. El mexicano salió con muchas ganas en sus primeros minutos como sevillista. Los movimientos del entrenador sevillista le devolvieron la solidez a su equipo, que fue capaz de completar un epílogo de raza para sumar tres nuevos puntos. Y es que no faltó la tensión al final, con ocasiones para ambos bandos, alguna que otra tangana y varios amonestados. Ocampos pudo firmar el 0-2 con un trallazo que se estrelló en el poste derecho de Pacheco pero también el local Manu García acarició de cabeza la igualada en el descuento del choque. No se movió más el marcador. Victoria y liderato para un Sevilla muy convincente.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: Jóvenes futbolistas de la cantera del #Betis viven en la residencia ubicada a escasos metros de la ciudad deportiva Luis del Sol… - 6 horas ago