Emery y Aleix Vidal, en un entrenamiento en Costa Ballena
Emery y Aleix Vidal, en un entrenamiento en Costa Ballena

Aleix Vidal, el perfil de futbolista que satisface a Unai Emery

Sacrificado, en ataque y en defensa, cumple con el prototipo de jugador que gusta al técnico

Por  7:11 h.

Cuando llegó a Sevilla FC sólo era un jugador más del perfil que Monchi adoptó desde la temporada pasada para la regeneración de la plantilla sevillista, proceso que inició el de San Fernando en el verano previo a la campaña 2013-2014. Joven, con una destacada actuación en el Almería, en el que se convirtió en uno de sus jugadores clave, Aleix Vidal aterrizó en Nervión convencido de que llegaba su mejor oportunidad profesional para afianzarse al más alto nivel del fútbol español y europeo. Pretendido por el Valencia, que descartó su fichaje por la ínfulas de Peter Lim en nombres con más enjundia mediática, el Sevilla FC aprovechó, con el beneplácito de Emery, para hacerse con los servicios de Aleix Vidal, que en pocos meses ya ha convencido al cuerpo técnico de que puede ofrecer muchas cosas al primer equipo sevillista.

 

A Unai Emery es un jugador que le gusta mucho, no ya por sus cualidades físicas y técnicas, sino por su actitud en cada entrenamiento y en cada partido que disputa. Su entrega en ataque y, sobre todo, en la ayuda defensiva, han propiciado que el preparador vasco le haya dado la titularidad en las dos primeras jornadas ligueras celebradas hasta el momento. Aleix Vidal ha respondido con un gol ante el Valencia, y con 90 minutos completos ante el Español a buen nivel. Tanto es así que, por el momento, uno de los refuerzos con más tronío de los realizados por el conjunto sevillista, el extremo Gerard Deulofeu, debe esperar en el banquillo la ocasión de participar de los éxitos y fracasos de sus compañeros. El propio Emery ha destacado, en modo paternal, que Deulofeu tiene que pulir algunas cosas en defensa, una observación que ya hizo Luis Enrique para justificar su cesión al Sevilla FC en la que se presuponía que iba a ser su temporada de consolidación al máximo nivel. Unas características que sí tiene Aleix Vidal, que realiza un gran desgaste físico en cada partido.

 

Un caso semejante al de Aleix Vidal puede ser el de Vitolo. El canario, que el año pasado debutaba en Primera división, se erigió como uno de los futbolistas más regulares del plantel sevillista, y uno de los fijos de Emery en el once. El canario se ha ganado el puesto y es difícil quitarle del mismo si el rendimiento deportivo no decrece. Un caso contrario al que vive José Antonio Reyes, que ha desaparecido del once inicial debido a las desavenencias que tiene con Emery por su forma de entender el entrenamiento y los partidos. El utrerano es un hombre de trato complejo, que suele bajar los brazos cuando las cosas no salen como él espera, y el técnico sevillista no está para esperarle a pesar de ser uno de los capitanes y, por su calidad indiscutible, uno de los que estaba llamado a liderar al equipo. El tren lo ha perdido el propio Reyes, y en él está volver a subirse. Con Denis Suárez, Deulofeu, Vitolo y Aleix Vidal apretando, no le queda otra que ponerse a remar para volver a subirse a él.

 

Aleix Vidal creció futbolísticamente en las filas del Almería, con el que jugó 78 partidos en Segunda división hasta lograr el ascenso con los andaluces a la máxima categoría del fútbol nacional. En su primer año en Primera, el extremo fue un ejemplo de regularidad, participando en las 38 jornadas de Liga, en las que anotó seis goles y dio cinco asistencias. Menos encuentros jugó Vitolo (29), por una lesión tras la jornada cinco, pero tuvo tiempo de convertir cinco goles en Liga. Números bastante buenos para un extremo debutante en Primera. Ahora, ambos han empezado como titulares en las bandas de Emery. Dos ejemplos de entrega para el de Fuenterrabía, del prototipo de jugador del que puede exprimir el máximo para el beneficio del grupo.

 

No cabe la relajación

 

Sin embargo, el éxito de Aleix Vidal radica en no bajar los brazos creyendo tenerlo todo hecho. Ayer, en los medios del club, dejaba claro su pensamiento. «Prefiero pasar desapercibido, que se hable de mí lo menos posible y que, cuando se hable, sea bien. Intento darle motivos al entrenador para que pueda confiar en mí. Es importante saber que el entrenador tiene confianza en ti, pero eso te lo tienes que ganar en la pretemporada. Ahora el míster confía en mí, pero en el momento en el que no le dé motivos suficientes para que no sea así, me van a pasar por encima, porque hay mucha competencia», aseveró con claridad.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @TylerRuinsTV: drunk woody harrelson being kept from his seats at wimbledon is a huge mood https://t.co/kjh7rMZt0p - 2 días ago