Ansu Fati, con la camiseta del Barça (Foto: FCB)
Ansu Fati, con la camiseta del Barça (Foto: FCB)

Barça – Sevilla FC: De la «fuga» de Ansu Fati a la gestión que amarró a Pozo

En 2017 el conjunto azulgrana y el Madrid también intentaron llevarse al de Huévar

Por  4:00 h.

Muchas de las miradas del Barça-Sevilla, juegue o no, estarán puestas inevitablemente en la figura de Ansu Fati, jovencísima estrella de LaLiga, con pasado sevillista y al que Valverde ha hecho debutar con solo 16 años en la élite. El futbolista nacido en Guinea-Bissau le ha respondido a su entrenador con un desparpajo tremendo, ganándose un sitio en el primer equipo y exprimiendo los minutos con goles y asistencias. Hay pocas dudas de que el fútbol asiste a la irrupción de un gran valor. Tras trasladarse de Guinea a Portugal, Bori, el padre de Ansu Fati se mudó a Sevilla. Se instaló en la localidad de Hererra y fue en 2008 cuando empezó a trabajar como chófer de Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, encontrando a partir de ese momento la estabilidad económica necesaria para traer a toda su familia a España.

Cuando el pequeño Ansu, con apenas 7 años, comenzó a darle patadas a un balón en la Escuela de Fútbol Peloteros Sierra Sur, en Herrera, los técnicos se quedaron boquiabiertos. «Era espectacular; no sabíamos de dónde había salido. Nadie le quitaba el balón», relatan en el municipio. El coordinador de la cantera del Sevilla, Pablo Planco, estuvo ágil y lo reclutó para las categorías inferiores del club de Nervión. Apenas pudo aguantarlo un año el Sevilla, porque rápidamente Real Madrid y FC Barcelona se le echaron encima al padre del jugador, al que fueron a visitar personalmente a Herrera. El progenitor se decantó por la oferta azulgrana. El Sevilla hizo todo lo posible por retener a Ansu, igualando todos los términos de la propuesta del Barça. Pero no hubo manera. El gigante culé se llevó a la perla. Ahora el extremo tiene una cláusula de 100 millones de euros.

Diametralmente opuesta a la decisión que tomó en su día el padre de Ansu Fati fue la de otro canterano sevillista que también irrumpe en la élite esta misma temporada: Alejandro Pozo. En su caso, la familia y el propio jugador apostaron decididamente por el Sevilla. En el club hispalense siempre han mimado y cuidado especialmente a Pozo. No eran pocos los que lo señalaban como el futuro Jesús Navas. Tras una exitosa cesión al Granada el año pasado, donde rompió con el técnico exsevillista Diego Martínez, el de Huévar completó este verano una pretemporada magnífica en el primer equipo nervionense y convenció a Lopetegui. Ahora es uno más en el equipo de toda su vida y Monchi lo ha renovado hasta 2023.

Pero hubo un momento complicado, en el que el club tuvo que actuar rápido para evitar la ‘fuga’ de Pozo. En aquella ocasión, sí encontró la complicidad del futbolista y su familia. Fue en 2017. El contrato de Pozo, que acababa de cumplir la mayoría de edad, expiraba. Aparecieron entonces con fuerza suculentas ofertas del Real Madrid y del FC Barcelona sobre la mesa del canterano. Lo querían a toda costa en sus filas. Pero el Sevilla estuvo hábil y consiguió cerrar el acuerdo para la continuidad de su joven promesa, que también tuvo claro siempre dónde quería estar.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: El hombre que reconvirtió a extremo a Ocampos contra la voluntad de su padre y de su agente https://t.co/jhjGetG7kB ví… - 7 horas ago