Barcelona-Sevilla (4-2): Ter Stegen y el VAR condenan a un Sevilla valiente

Los de Machín dieron la cara en un partido donde casi todo se le puso en contra

Por  22:47 h.
Barcelona
4
Sevilla
2
FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Sergi Roberto, m. 67); Coutinho, Messi (Dembélé, m. 24) y Luis Suárez (Munir, m. 80).
Sevilla FC: Vaclik; Carriço, Kjaer (Mercado, m. 54), Sergi Gómez; Jesús Navas, Banega, Franco Vázquez (Roque Mesa, m. 68), Sarabia, Arana; André Silva (Muriel, m. 77) y Ben Yedder.
Goles: 1-0, m. 2: Coutinho. 2-0, m. 12: Messi. 3-0, m. 62: Luis Suárez, de penalti. 3-1, m. 79: Sarabia. 4-1, m. 88: Rakitic. 4-2, m. 90: Muriel.
Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Vaclik.
Estadio: Camp Nou. 88.712 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Cielo despejado y 19ºC. Partido de la novena jornada de LaLiga Santander 2018-19.

Compitió el Sevilla en el Camp Nou, dando una buena imagen, aunque ello no le dio para cosechar una victoria en el feudo catalán que se le resiste en LaLiga desde el año 2002. El partido tuvo de todo, accidentes y condicionantes de todos los colores, y el Barçá terminó ganando por pegada…. y por Messi, que antes de lesionarse dejó en un cuarto de hora un gol y una asistencia para su equipo. Luego el Sevilla se creció, puso casta y fútbol, pero entonces se topó con la tremenda inspiración de Ter Stegen, que salvó a los suyos con media docena de paradas. Tampoco ayudó el VAR con la extraña interpretación de los colegiados en una jugada que pudo resultar decisiva. Con el 2-0, no fue señalado como penalti unas claras manos de Jordi Alba dentro del área.

Machín salió con todo en el feudo azulgrana. No precipitó la vuelta de Mercado. Tampoco condicionó la alineación al calendario FIFA y los largos viajes de algunos de sus internacionales. No tocó, en definitiva, lo que venía funcionando y apostó por el equipo reconocible de las últimas semanas. Por su once de gala. Sin embargo, el arranque de partido no fue nada positivo para los visitantes. El Sevilla se echó atrás y concedió dos saques de esquina en el primer minuto. La defensa nervionense entró bastante aturdida al choque. Y lo pagó caro. Luis Suárez combinó rápido con Messi y el argentino, de primeras, asistió con un gran pase a Coutinho para que el ex del Liverpool batiera a Vaclik cruzándole el esférico. 1-0. La velocidad de la tripleta ofensiva del Barça hacía saltar por los aires el sistema de contención sevillista demasiado pronto. 118 segundos tardó el equipo de Valverde en recuperar el liderato de LaLiga.

Con el Camp Nou en plena celebración, el Sevilla intentó reaccionar y casi logra nivelar el marcador poco después. Arana recibió en su banda y se sacó un zapatazo desde fuera del área que acabó estrellándose en el poste izquierdo de la meta defendida por Ter Stegen. La acción del brasileño pudo haber cambiado el devenir del partido. Pero no fue así. El Barça estaba dispuesto a poner tierra de por medio ante un Sevilla con poca mordiente. A los 12 minutos, Suárez robó en la medular y abrió hacia Messi con espacios para que el argentino lo hiciera absolutamente todo. El «10» del Barça avanzó con el esférico cosido a la bota, dribló con facilidad a Sergi Gómez y finalizó con un certero disparo al palo derecho de Vaclik que se convirtió en el 2-0. Vaya pesadilla lo del Sevilla con Messi… un gol y una asistencia con el partido prácticamente en sus albores.

Un Messi que, en cambio, tuvo que abandonar el encuentro instantes después por una desafortunada caída tras un forcejeo con el Mudo Vázquez en la que acabó lesionándose el codo derecho al apoyar mal el brazo. El argentino se retiró del campo entre la ovación del Camp Nou. No era para menos. Dejaba a su equipo con el partido más que encarrilado. El Sevilla, de ahí al descanso, aprovechó el estado de «shock» que generó la lesión de Messi en el Barça para estirarse y buscarle las cosquillas a su adversario. El choque se igualó. Banega y el Mudo incrementaron su presencia en la zona ancha y las combinaciones arriba entre André Silva y Ben Yedder ganaron en verticalidad. El Sevilla disfrutó entonces de varias llegadas con peligro. Antes del intermedio, Sarabia, a pase de Navas desde la derecha, pudo acortar distancias, pero su disparo se marchó fuera por poco.

Con el 2-0 ambos equipos enfilaron el túnel de vestuarios. El cuadro de Machín, ahora sí, parecía encontrar el camino para hacerle daño al Barça, aunque la desventaja en el marcador era amplia. La segunda parte arrancó con una versión más dominadora del Sevilla, ante un conjunto azulgrana contemplativo que se limitó a buscar las contras. Navas, un puñal por la derecha, traía loco a Jordi Alba y servía balones con mucho peligro a los delanteros nervionenses. En uno de esos centros del palaciego llegó la polémica… el balón impactó claramente en las manos de Alba dentro del área y la revisión del VAR entró en acción. Agua. Tras la oportuna consulta, Martínez Munuera indicó que no hubo nada, con el consiguiente enfado de los jugadores sevillistas. El penalti parecía bastante claro.

Enrabietado, el Sevilla siguió buscando el gol con ahínco. Fue increíble que no lo encontrara en la siguiente acción. Otra vez Navas puso una bola perfecta a la cabeza de André Silva y el remate del portugués desde el punto de penalti fue abortado con una parada descomunal de Ter Stegen. El rechace le cayó al Mudo en el área pequeña y de nuevo el guardameta alemán del Barça se lució con otra gran intervención. Tremendo. Doble oportunidad clarísima del Sevilla al limbo.

Y como suele ocurrir cuando tanto se perdona, el Barça consiguió finiquitar el partido a la contra. Con el Sevilla volcado arriba, los locales firmaron el 3-0. Vaclik tuvo que cometer penalti sobre Luis Suárez, que lo encaró totalmente solo, y el propio uruguayo se encargó de transformar la pena máxima engañando al meta checo con su lanzamiento. Injusto. Cuando más cerca parecía el 2-1, llegó el tercer tanto local que enterraba definitivamente las esperanzas sevillistas. En el tramo final, logró ver puerta, por fin y merecidamente, el cuadro de Pablo Machín, por medio de un disparo lejano de Sarabia que tocó en Lenglet, desviando levemente su trayectoria, y poniendo el balón inalcanzable para Ter Stegen. Un Ter Stegen que volvió a erigirse en salvador para los suyos poco después con otra doble parada espectacular a sendos remates de Sarabia y Ben Yedder. Parecía imposible… ya con el partido totalmente roto, Rakitic hizo el 4-1 para el Barça y Muriel para los sevillistas estableció el 4-2 definitivo.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: LA OPINIÓN de @JFelixMachuca --> Liga low cost https://t.co/VTzdbM1nRI #SevillaFC vía @Orgullo_Nervion - 11 mins ago