Colin Millar, con uno de los ejemplares de su libro sobre la rivalidad entre el Sevilla y el Betis (Foto: Juan Flores)
Colin Millar, con uno de los ejemplares de su libro sobre la rivalidad entre el Sevilla y el Betis (Foto: Juan Flores)

Colin Millar, escritor: “Escribir sobre el derbi sevillano es lo mejor que he hecho nunca”

El periodista norirlandés publicó un libro sobre la rivalidad de ambos clubes tras acudir un día a un derbi y quedar fascinado por un ambiente “inigualable”

Por  16:40 h.

Cernuda tenía razón en aquello de que Sevilla era la ciudad sin tiempo. Porque el tiempo se suspende a un lado y otro de la capital, en sólo 90 minutos, para que todos puedan vivir el derbi de Sevilla. Ya sea con la luz juanramoniana dentro o sin ella. Ningún evento deportivo, en toda la región, tiene más narrativa que el partido que disputarán el Real Betis y el Sevilla FC esta noche en el Benito Villamarín (21.00). Hasta en Irlanda del Norte lo saben. El joven periodista, Colin Millar (Belfast, 1992) es la prueba latiente de que este partido señala vidas y traspasa confines. Por eso, un día decidió entrar hasta la cocina de ambos estadios, ponerse el delantal por si la tinta de su Olivetti salpicaba, y preparar el plato mejor servido del fútbol en esta ciudad. Así escribió su libro ‘The Frying Pan of Spain’, algo así como la sartén, en referencia a Andalucía, más candente de España, simbolizada entre la rivalidad entre Sevilla y Betis. Y qué pinta tiene este plato: laminado de balas de cañón por un lado, y por otro un tartar, hasta el mango, de casta y coraje. De postre, sorbete de guasa. A nadie le sienta mal un derbi hasta que termina.

– Colin, creo que todos tenemos intriga por saber cómo llega a ojos de un joven de Irlanda del Norte el derbi sevillano. ¿Cómo se sintió tras ver uno por primera vez?

– La primera vez que visité Sevilla fue en 2014. Aquel año el Betis estaba en Segunda división y el Sevilla acababa de ganar la Europa League. Me fascinó cómo un gran club, el Betis, estaba luchando tanto, y cómo el otro, el Sevilla, tenía tanto éxito en Europa, ¡una tendencia que continuaría! Empecé a leer más sobre los clubes y su rivalidad. Ya sabía que era única, especial. Mi propia ignorancia sobre la rivalidad era común entre los fans fuera de España, así que pronto quise promocionar la ciudad, los clubes y el derbi para llegar a una mayor audiencia. Tuve que esperar un tiempo a que el Betis consiguiera el ascenso, fue en un empate a cero en diciembre de 2015. Estuve en ambos derbis en la temporada 2016-2017. Desde entonces, he estado en muchos derbis, incluido el de hoy.

– ¿Qué tiene ese partido que parece que se juega durante dos semanas, la anterior al choque y la siguiente?

– Creo que es único porque es muy auténtico. A cada aficionado le importa muchísimo. Hay poca cultura de turistas, el juego no es descafeinado por la presencia de fans extranjeros, como pasa en los derbis entre el Real Madrid y el Barcelona. Esto hace que la atmósfera sea increíble e insuperable, lo cual hace el fútbol algo muy especial.

– ¿Qué día le echó por primera vez aceite a la sartén? ¿Cómo recuerda presenciar su primer derbi?

– Fue en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en una victoria ante el Betis en la que Gabriel Mercado marcó el gol de la victoria. Hubo un ambiente impresionante, como siempre en ambos estadios. La historia con la que me quedé de ese partido, que me impactó mucho, fue cómo al final, tanto los Biris como los Supporters que se habían quedado en el estadio después del partido, se aplaudieron entre ellos. Ese respeto mutuo estuvo muy bien y a veces creo que esto pasa inadvertido.

– Varios derbis después, decide que este partido tiene mucha literatura. ¿Cómo comienza esa aventura de volcar las emociones de la grada al blanco y negro del papel?

– Soy un periodista deportivo freelance. Mis pasiones son el fútbol en España y en Irlanda del Norte, que es mi hogar. Es una combinación única, sin igual. Viví en Sevilla un año (2016-2017), pero la he visitado muchas veces desde entonces. Me encanta esta ciudad más que ninguna otra: por la comida, el tiempo, la gente, la cultura… ¡y el fútbol, claro! Por mi trabajo, suelo cambiar de sitios regularmente en función de donde trabaje, pero me encantaría vivir en Sevilla permanentemente otra vez. Documentarme y escribir ‘The Frying Pan of Spain’ fue la experiencia más maravillosa que he hecho, definitivamente.

– Cuénteme un poco más sobre su carrera profesional. Es editor de una página especializada sobre fútbol español en inglés, ¿no?

– Football Espana es la mejor web para aficionados ingleses de fútbol español. Cubrimos historias desde el otro lado de los medios españoles, y las traducimos y adaptamos al inglés. También escribo para periódicos como The I Paper y el Daily Mirror. Trabajo para diferentes publicaciones, incluida la Liga de Fútbol de Irlanda del Norte.

– Imagino que el termómetro parece marcar aún más bajo en Belfast si no puede ver el derbi sevillano en directo. ¿Qué diferencias observa entre ambas ciudades?

– ¡No podrían ser más diferentes! El clima, sobre todo, porque no tiene nada que ver. En Belfast es necesario estar bajo techo la mayor parte del tiempo porque suele llover o hace mucho viento. En Sevilla, el tiempo hace que la gente esté más relajada, comiendo y bebiendo fuera. Obviamente hay diferencias culturales también, pero no tan grandes. Lo único que creo que une ambas ciudades es que la gente es muy amable y acogedora.

– ¿Cuál es la gran desemejanza que hay entre la rivalidad de estos dos equipos y otras que se puedan vivir en el resto del mundo?

– Creo que la diferencia principal es la pasión y la intensidad. La cultura del aficionado es diferente en España que en Reino Unido. En España, los fans sienten mayor identidad con el club, más allá del que estén apoyando. Tú eres bético o sevillista siempre, no sólo para los partidos. En sólo dos o tres kilómetros de separación, hay dos clubes gigantes. Esta es la rivalidad que divide a casi todas las familias, eso no pasa en ningún lado. Eso lo hace mucho más interesante y mejor.

El periodista norirlandés, de 27 años, es editor en una web de fútbol español en inglés

El periodista norirlandés, de 27 años, es editor en una web de fútbol español en inglés

– ¿Cómo definiría las disimilitudes entre los aficionados? ¿Cuál es su opinión respecto a los aficionados béticos y sevillistas?

– Creo que son más parecidos de lo que admiten. Fundamentalmente, son sevillanos y andaluces. Se enfrentan a retos parecidos, como los horarios de partidos, prejuicios y tratos de favor a equipos de otra región. Los sevillistas, aquellos que tienen menos de 25 años, quizá no se den cuenta de lo extraordinario que es haber conseguido tantos éxitos. Creen que es normal pero no lo es. Los béticos están condicionados a pensar que lo peor puede pasar, así que quizá las victorias las disfruten más. Ambos son muy apasionados, alegres e intensos.

– Si tuviera que elegir un derbi que haya vivido, ¿cuál sería?

– El mejor derbi en el que he estado fue el que el Betis le ganó al Sevilla 5-3, porque fue un partido extraordinario. Fue probablemente el mejor partido en términos de calidad en los años recientes entre cualquier equipo. Pero disfruté mucho el empate 2-2 en mayo de 2018. Fue un gran partido y fue un resultado favorable para ambos equipos. El Betis se clasificó para la Europa League y el Sevilla para Europa, había alegría en ambos fans, ¡qué raro!

– Supongo que tendrá, como todos, debilidades en cuanto a algunos futbolistas que han defendido el escudo de las trece barras o el del club nervionense. Dígame quiénes le han sorprendido más.

– Joaquín y Jesús Navas, porque ambos están en mi portada (risas). Creo que ambos jugadores han disfrutado de increíbles carreras, representan a sus equipos muy bien, enseñando los mejores atributos de ambos. Y muchos jugadores fantásticos han jugado para ambos clubes recientemente: Fabián Ruiz, Pablo Sarabia, Giovani Lo Celso, Éver Banega… jugadores que hace que el fútbol sea algo divertido de ver.

– ¿Y un entrenador?

– Del Betis, tengo que decir Quique Setién. Su filosofía y forma de entender el fútbol hizo al Betis un equipo muy divertido y también exitoso -consiguió victorias increíbles con un gran fútbol, aunque no siempre-. Quique Setién y su cuerpo técnico fueron a la Peña Bética de Londres, donde presenté mi libro, y allí hablé con él y su equipo. Estaban emocionados con el libro. Es importante para todos los clubes que entiendan qué les hace tan especiales.

Del Sevilla, me encantó Unai Emery. El Sevilla jugaba muy directo, rápido e intenso. Era increíble en las competiciones europeas, y también en casa, ante el Madrid o Barcelona. Aquellos partidos que recuerdas.

– Me ha dicho que estará hoy en el Benito Villamarín, ¿qué partido cree que veremos?

– Estaré. Será un partido muy competido, muy intenso. El Sevilla tiene una posición más fuerte pero el Betis está empezando a jugar mejor y jugar de local es algo importante. Si el Betis marca el primer gol, creo que serán ligeramente favoritos, pero si el Sevilla dispara primero, serán bastante más favoritos.

– No quiero que le pase como a Umbral, así que dígame: ¿Por qué deberían los protagonistas de esta rivalidad, leer su libro, ya defiendan franjas rojiblancas o verdiblancas?

– Porque los detalles de su historia clarifica muchos de sus mitos. Hay mucha gente increíble que ha influido y mucho en ambos clubes. Hay historias felices que la gente desconoce. Documentarme y escribir sobre este libro ha hecho que gusten más que antes ambos clubes. No soy de la ciudad, así que aporto una visión fresca para este libro. Así es cómo vuestra impresionante rivalidad aparece fuera de vuestras casas. Te recuerda por qué tienes la suerte de vivir en esta maravillosa ciudad. Este libro también habla sobre Sevilla, su historia, y la filosofía del fútbol español en el Sevilla y el Betis.

– ¿Dónde podemos encontrar esa sartén inglesa de la rivalidad, cuya máxima expresión es el derbi de hoy?

– El libro está disponible para comprarlo en Amazon, o en la web ‘The book depository’, cuyo envío a España es gratuito, así que es más barato. Ojalá pueda venderlo pronto también en tiendas españolas y pueda traducirlo, claro. Estoy deseando que un editor español lo publique.