Imagen de la junta de accionistas 2019 del Sevilla FC (Foto: Juan Flores).
Imagen de la junta de accionistas 2019 del Sevilla FC (Foto: Juan Flores).

El BOE publica el Real Decreto que impedirá repartir dividendos a las sociedades acogidas a ERTE

El Sevilla FC, en cualquier caso, ya era consciente de la dificultad de seguir con el reparto tras este ejercicio, marcado por el complicado marco económico que dejará la crisis del coronavirus

Por  13:09 h.

El Sevilla FC no podrá repartir dividendos entre sus accionistas el próximo curso, según se recoge en el artículo 5.2 del Real Decreto Ley 18/2020 publicado en el BOE este miércoles 13 de mayo. Así lo reflejó el acuerdo que Gobierno, sindicatos y patronal firmaron este lunes y aprobado este martes en el Consejo de Ministros.

El texto del citado artículo 5.2 es claro: “Las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que se acojan a los expedientes de regulación temporal de empleo regulados en el artículo 1 de este real decreto-ley y que utilicen los recursos públicos destinados a los mismos no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen estos expedientes de regulación temporal de empleo, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social”.

El Sevilla FC, que el 15 de mayo completará entre sus accionistas el último pago del reparto de dividendos correspondiente al pasado ejercicio, según el calendario de abono acordado por el consejo de administración, tendrá que revisar por tanto esta cuestión en la próxima junta de accionistas, circunstancia que en cualquier caso no afecta ya a éste último reparto realizado y que ya había valorado el club.

El Real Decreto recoge la excepción de poder seguir repartiendo dividendos a aquellas sociedades que abonen “previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social”. Sea como fuere, y antes del decreto, el Sevilla FC ya era consciente de la dificultad de seguir repartiendo dividendos después de este ejercicio, marcado por el complicado marco económico que dejará la crisis del coronavirus y un escaso margen de beneficios, si es que los hubiera.