Bono, durante su presentación junto a Monchi y José Castro (foto: Juan Flores)
Bono, durante su presentación junto a Monchi y José Castro (foto: Juan Flores)

Bono, tercer jugador marroquí en la historia del Sevilla FC

Abdesalam Saidi Lanyri, conocido como "Botina" y nacido en Tánger, fue el primero; y Rachid Rokki, el segundo

Por  18:53 h.

Fue presentado como nuevo guardameta del Sevilla FC, completó un único entrenamiento a las órdenes de Julen Lopetegui y el pasado viernes disputó los primeros 45 minutos en el empate a un gol entren Marruecos y Burkina Faso. Yassine Bounou ‘Bono’, reciente fichaje sevillista en calidad de cedido procedente del Girona, llevará el nombre del equipo hispalense por tierras marroquíes con motivo de esta nueva oportunidad que se le presenta para crecer en un equipo con aspiraciones europeas.

Con once internacionalidades con Marruecos a sus espaldas y más de 170 partidos como profesional en diversos clubes, el guardameta nacido en Montreal (por lo que cuenta también con nacionalidad canadiense) es uno de los jugadores más destacados del combinado marroquí y espera serlo también bajo los palos del Sánchez-Pizjuán, habiéndose convertido recientemente en el tercer jugador marroquí en la historia del Sevilla.

El primero de ellos, nacido en Tánger en el año 1904, fue Abdesalam Saidi Lanyri, también conocido como ‘Botina’, quien fichó por el Sevilla después de que en 1932 despuntara en la selección de Marruecos y su talento llamase la atención del club hispalense, convirtiéndose así en el primer jugador marroquí en su historia, según afirmó el periodista tangerino Rachid Hafidi en la previa de la Supercopa de España que el Sevilla disputó ante el Barcelona en la localidad marroquí en agosto de 2018. Sin embargo, no duraría mucho el periplo de ‘Botina’ en el Sevilla dado que el comienzo de la Guerra Civil en España (1936) obligó al delantero magrebí a abandonar la península.

Después llegaría Rachid Rokki, delantero que militó en el Sevilla FC en Segunda división en la temporada 1998-1999, en la que disputó 24 partidos y marcó un único gol.

20 años después, el Sevilla vuelve a realizar una incorporación de un jugador con nacionalidad marroquí como es Bono, quien cuenta con una opción de compra a final de temporada de cuatro millones de euros. Al igual que su anterior compatriota sevillista (fallecido en el año 2001), el ex guardameta del Girona despuntó con su selección en un torneo en Toulon en 2012, llamando la atención de un Atlético de Madrid que lo incorporaría a sus filas. Siete años después, y tras pasar por el Zaragoza en calidad de cedido y el Girona durante tres temporadas, el Sevilla le brinda la oportunidad de disputar, no solo un año más la Primer División española -después de descender la pasada campaña-, sino de jugar competición europea, en la que podría llegar a debutar.

Álvaro Galván

Álvaro Galván