Marchena y Calero, en el Betis-Valladolid
Marchena y Calero, en el Betis-Valladolid

Calero, de posible fichaje a rival del Sevilla el domingo

El equipo nervionense ofertó por él el pasado mes de enero

Por  19:56 h.

Curioso lo que le tenía deparado el destino al central Fernando Calero. En apenas unos meses, de enero a agosto, el futbolista pasó de estar cerca de convertirse en jugador del Sevilla a rival en el primer partido de la temporada con su nuevo equipo, el Espanyol. La antigua secretaría técnica, liderada por Caparrós, trató de firmar al jugador, e incluso Carlos Marchena fue a verlo en varias ocasiones con el Valladolid.

Calero se formó en las categorías inferiores del Valladolid, aunque jugó en el juvenil del Málaga hasta regresar al Valladolid B antes de dar el salto al primer equipo el año pasado. El ya exdefensa del Real Valladolid explicó, en la rueda de prensa que realizó en el RCDE Stadium, que tenía otras propuestas sobre la mesa, pero el interés periquito fue esencial. “Ha sido un periodo largo de negociaciones, pero he valorado mucho su apuesta y por eso estoy aquí”, aseveró.

La nueva incorporación blanquiazul, la quinta del verano para el club, destacó la calidad de la plantilla: “Veo un equipo sólido y potente. El proyecto europeo es algo importantísimo. Hay que trabajar, pero se puede aspirar al máximo”.

El defensa prometió en su presentación “trabajar y aportar” todo lo que sabe. “La afición puede esperar el máximo”, apostilló el futbolista. Su objetivo personal, comentó, es “dar las máximas alegrías posibles”. El traspaso de Calero es de ocho millones de euros y su cláusula de rescisión es de 40 millones. “Viene con nosotros con contrato de cinco años, lo que demuestra las ganas que tenía de estar aquí”, explicó el vicepresidente del Espanyol, Carlos García Pont.

1011112

Redacción

Redacción