Stephane Mbia, exjugador del Sevilla, adjunta la imagen de la celebración de su gol al Valencia horas antes del encuentro de la Champions ante el Bayern
Stephane Mbia celebra su gol al Valencia en Mestalla

El calvario de Mbia por el coronavirus tras dejar el Wuhan Zall y fichar por el Shanghai Shenhua

"Tendremos pocas posibilidades de ver a nuestras familias"

Por  14:24 h.

El centrocampista Stephane Mbia, muy querido entre el sevillismo y recordado de manera especial por su gol en Mestalla en el descuento que dio el pase a los de Nervión a la final de la Europa League en 2014, ha relatado sus últimas experiencias en China, donde vivió in situ el inicio del brote del coronavirus en Wuhan, epicentro del coronavirus.

Mbia, de hecho, pertenecía al Wuhan Zall, equipo que ahora ha fichado a Carriço. No fue hasta el pasado mes de enero cuando el camerunés decidió firmar por otro conjunto chino, el Shanghai Greenland Shenhua. “Jugué en Wuhan durante un año durante un año, hasta noviembre de 2019. Regresé en enero para recoger mis cosas, antes de ir a Shanghai, donde debía firmar mi nuevo contrato. Mi familia está en Abidjan (Costa de Marfil), mis hijos van allí a la escuela. El plan era que vinieran hasta Wuhan y luego marcharnos todos a Shanghai, pero cuando comencé a comprender la situación que se estaba viviendo decidí no dejarles venir. Debajo de mi edificio ya había avisos sindicales, recomendaciones para no salir, pero por suerte seguí adelante”, ha contado el jugador en La Provence.

Precisamente, debido a su paso por la ciudad de Wuhan, el Shanghai Greenland Shenhuale le pidió a Mbia que pasase un periodo de cuarentena antes de unirse a la expedición del equipo en Dubai. El futbolista trató de reunirse con su familia una vez que se conoció la cancelación de la Superliga china, pero con el cierre de fronteras quedó atrapado en Yaoundé (Camerún): “Es una lástima, pero no llegué a ver a mi familia. Aunque yo estoy entrenando, hubiera preferido pasar todo esto junto a ellos. Ahora veremos qué sucederá y cuándo se vuelven a abrir las fronteras. Tendremos pocas posibilidades de ver a nuestras familias”.

Sobre el futuro de la competición, el ex del Sevilla FC entiende que se tendrían que disputar partidos “cada dos o tres días”, concluyó.