Paco Gallardo, junto a Caparrós (Foto: Juan José Úbeda)
Paco Gallardo, junto a Caparrós (Foto: Juan José Úbeda)

Caparrós: “Negociar es un arte y yo no sé negociar”

"No me gusta el despacho"

Por  13:26 h.

Los últimos tiempos de Joaquín Caparrós en el Sevilla están siendo bastante movidos. Llegó en la recta final de la temporada pasada al banquillo para intentar meter al equipo en Europa, algo que logró. Lo hizo a pesar de lo que se jugaba y teniendo ya apalabrado que iba a tener un cargo de nexo de unión entre la cantera y el primero equipo. Pero más sorprendente fue lo que pasó en verano.

Con ese puesto ya fijado, el Sevilla se encontró con la negativa de varios directores deportivo, por lo que acabó tirando de Caparrós a pesar de que el propio protagonista había sido preguntado por ello días antes y se había autodescartado diciendo que no estaba cualificado para dicho cargo.

Y sobre eso habló ayer en El Transistor, donde dejó una frase bastante llamativa: “Estaré en el banquillo hasta el final de la temporada y vamos a ver. Hablando con Monchi en una reunión y estamos abierto a todo, encantados de trabajar en el futuro y volver a los inicios del Sevilla cuando estuvimos cinco años trabajando juntos. Pero hay que hablar con Monchi por si seguimos entrenando la próxima temporada. No soy un buen negociador, negociar es un arte y no sé negociar. No me gusta el despacho. Me gustan las botas, corregir, plantear, la tensión del prepartido y las críticas del postpartido, lo que conlleva la vida del entrenador”.

Asimismo, Caparrós incidió en que no se ve en un despacho: “Disfruto más en el terreno de juego, oliendo el césped y el vestuario. Fue una decisión que tomé, me entregué totalmente y desconecté lo que era el terreno de juego y ahora estoy otra vez, donde realmente me gusta y donde creo que puedo rendir más”.

Redacción

Redacción