El presidente del Sevilla, José Castro, en su despacho en el Sánchez-Pizjuán (Raúl Doblado)
El presidente del Sevilla, José Castro, en su despacho en el Sánchez-Pizjuán (Raúl Doblado)

Castro: «Ni he vendido mis acciones ni tengo previsto venderlas»

El presidente del club nervionense analiza para ABC de Sevilla la inquietud y malestar de los aficionados y reconoce que «algo habremos hecho mal si no hemos sido capaces de transmitir la única realidad»

Por  3:55 h.

¿Va a vender o no sus acciones? Posiblemente, sea la pregunta que más interés puede despertar en el sevillismo después de la fractura despertada tras la junta del pasado lunes y tras la clara demostración de la afición de su malestar e inquietud. ABC de Sevilla, con este escenario, se citó con el presidente, José Castro, para conocer cuáles son sus reflexiones en torno a todo lo ocurrido y cuál será el futuro a medio largo plazo de la entidad.

—¿Cómo está?

—Disgustado, preocupado, lógicamente, por el divorcio que de pronto se ha producido. En el plano económico y deportivo, estoy satisfecho pues estamos en un magnífico momento. Pero luego está lo de las acciones (se queda pensando); posiblemente, por malos entendidos con la afición.

—¿Qué reflexión hace de la junta de accionistas?

—Lamentablemente algo habremos hecho mal si no hemos sido capaces de transmitir en los últimos meses la única realidad. Con todo ello se generó una bola que provocó que la junta general tuviera un ambiente irrespirable. Fue imposible explicar bien las cosas. Hemos desaprovechado la oportunidad para debatir en profundidad y con serenidad de las realidades de la gestión, de la temporada y de los proyectos de futuro.

—En los proyectos de futuro entra la posibilidad de vender las acciones. ¿Qué me dice al respecto?

—Que no hay nada.

—¿No está cerca de vender por lo tanto sus acciones?

—No, rotundamente, no.

—¿Pero las venderá próximamente?

—No, no. Ni las he vendido, ni tengo previsto venderlas.

—¿Se atreve a decir por lo tanto que estará usted como presidente en la próxima junta de accionistas?

—Sí, si Dios quiere y los accionistas me dan su confianza, lo estaré.

—¿Y entonces por qué no apoyó el blindaje del Ramón Sánchez-Pizjuán y de la ciudad deportiva?

—Quizás no supimos entender la importancia que se le ha dado a este punto. Nunca pensamos que fuera necesario llegar a este blindaje para que los aficionados entendieran que nuestras instalaciones están suficientemente blindadas ya. Ni a mí como sevillista, ni a los accionistas que están conmigo en la gestión del club, igual que yo sevillistas de toda la vida, se nos pasa por la cabeza que el Sevilla Fútbol Club se pueda quedar sin su estadio o la ciudad deportiva. Prueba de ello es la gran inversión que venimos haciendo en nuestras instalaciones en las últimas temporadas, y las que tenemos previstas hacer a corto y medio plazo. También le digo que tenemos la aspiración real de albergar la final de la Europa League de 2021, para la cual hemos presentado nuestra candidatura (otro silencio). Además, yo le digo que esta petición de blindaje venía acompañada de otras que no tenían sentido aceptar desde nuestra parte ya que limitaba los derechos de cualquier accionista.

—Ya, pero…

—Sí, sí. Desde luego que debemos reflexionar y buscar las medidas que sean necesarias para que nuestros aficionados se convenzan de que pueden estar más tranquilos con el futuro de nuestro patrimonio.

—Entiende el malestar de la afición, ¿no?

—Claro. La gente cree que vamos a salir del Sevilla y que va a venir un extraño a exprimir el club, que alguien va a venir a vender el estadio y la ciudad deportiva. Yo también estaría asustado si pensara que eso puede ocurrir, pero la verdad no es esa. ¡No es así!

—¿Cuántas ofertas ha recibido por sus acciones?

—El Sevilla es un club que llama la atención del mundo entero por su prolongadísimo éxito a todos los niveles, su solidez, su seriedad y por muchas razones.

—¿Y las ofertas?

—Al menos desde hace tres años estamos recibiendo el interés de muchos inversores de varias partes del mundo. Es así, es verdad. Pero no ha pasado nada de ahí.

—¿Hay alguna oferta importante o que al menos se valore?

—Que no, que no. Que no hay.

—¿Una de ellas es del dueño de la cadena Macy´s?

—(Se ríe). Que no, que no. Ni idea de quién es esa empresa…

—¿Le han podido presentar algún proyecto deportivo?

—Otra vez, no.

—Usted sabe que hay muchos clubes, caso del Málaga, al que la experiencia le ha salido muy mal…

—Yo es que no tengo que opinar de otros clubes.

—¿Y qué significa Sevillistas Unidos 2020 S. L.?

—A ver… Yo se lo explico. Hace un año aproximadamente se inició una carrera de adquisición de acciones que primeramente nos llevó a hacer un llamamiento a los pequeños accionistas para que no vendieran sus títulos. Pero se sucedieron las ventas. Así que los accionistas que gobernamos el club también nos vimos obligados a comprar, inicialmente. Luego tuvimos que buscar el respaldo de un grupo de personas, algunas de ellas agrupadas bajo el nombre de Sevillistas 2020, que apostaran por el Sevilla y que nos permitieran mantener la estabilidad accionarial.

—¿Y su presencia en el consejo?

—Pues obedece precisamente para reproducir en el mismo su peso accionarial por aportarnos esta estabilidad. Y le digo más. Si este grupo ha entrado en el accionariado del Sevilla FC es porque casi 12.000 acciones han cambiado de titular en el último año. (Se queda callado y arranca con ímpetu). Sin embargo, prácticamente ninguna ha sido adquirida por los miembros de Accionistas Unidos. Su sevillismo no les ha llevado a adquirir más acciones exponiendo su patrimonio como lo hemos hecho las familias que gobernamos el club.

—El sevillismo ha protestado…

—(Gesticula y suspira). Lo que no puedo compartir evidentemente son los insultos y las faltas de respeto. Pero sí es verdad que respeto mucho que el sevillismo exprese su malestar separándolo de su apoyo al equipo. Y confío en que poco a poco y conforme vayan pasando las semanas y se vayan conociendo nuevos datos la afición se quede más tranquila y disfrute plenamente de la situación deportiva del equipo. (Silencio y arranca con ímpetu). Mire, cuesta mucho lograr la estabilidad necesaria para conseguir objetivos deportivos, que es el fin real de la sociedad, y no es lógico perderla así como así. Nadie ha trabajado más por la estabilidad que este presidente.

—Los rumores de venta crean inestabilidad.

—Ya le he dicho que no tengo previsto vender mis acciones.

—¿Qué le pareció la intervención de Carolina Alés en la junta?

—Ella ya hizo luego unas declaraciones en las que explicó perfectamente lo que quería decir realmente. Mi máximo respeto y agradecimiento a Carolina, que sólo trató de defender mi gestión.

—Pero…

—Y mi máxima repulsa a los insultos y amenazas que recibieron tanto ella, como yo mismo, en su caso con matices machistas. Eso es impropio de sevillistas donde los resultados económicos debatidos no podían ser mejores, envidiados por cualquier club.

—¿Por qué no se ha anunciado ya las ampliaciones de contrato de Banega y Sarabia?

—Como dice el refrán, he aprendido a no vender la piel del oso antes de cazarlo.

—Caparrós llegó a decir que harían efectiva la opción de compra de André Silva…

—No tenemos prisas porque el plazo para hacerlo es mucho más adelante.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @Orgullo_Nervion: El exsevillista Miguel Layún, con el que coincidió en el Oporto, elogia al nuevo jugador del club nervionense https://… - 12 horas ago