Raúl García y Casemiro disputan un balón en el Athletic-Real Madrid de LaLiga 19-20 (Foto: AFP)
Raúl García y Casemiro disputan un balón en el Athletic-Real Madrid de LaLiga 19-20 (Foto: AFP)

Competición y Apelación denegaron los recursos del Athletic para que Raúl García jugara contra el Sevilla

El club vasco intentó por todos los medios que pudiera jugar su mejor goleador

Por  16:54 h.

Raúl García no jugará esta noche en el Athletic-Sevilla. Ya estaba anunciada la baja del navarro por ver la quinta amarilla del ciclo en el duelo de pasado domingo ante el Real Madrid, pero es que el club vasco ha tratado de agotar las instancias previas al encuentro de cara a que pudiera recibir el perdón y no el castigo que le hará ser baja para este encuentro en el que los dos equipos se juegan tanto en sus aspiraciones europeas.

 

En primer lugar el Athletic decidió presentar alegaciones al acta ante el Comité de Competición por la amarilla que vio Raúl García por la falta que realizó sobre Marcelo por “derribar a un contrario en disputa del balón, de modo temerario”, según describía González González en el acta del partido. Competición señalaba que no había “error material manifiesto” y dio por cerrado el asunto.

Tras la negativa de Competición, el Athletic presentó el recurso ante Apelación tratando de desacreditar los conceptos de “temeridad” y “derribo” y apuntando a un fallo de interpretación por parte de Competición. Sin embargo, el segundo comité respondía que “tras el visionado de las imágenes resulta imposible admitir la afirmación del club recurrente de que no hubo contacto, o que el contacto fue leve o sutil, compartiendo este Comité de Apelación la apreciación realizada por el órgano de instancia. La acción del jugador del Athletic Club provocó un contacto en el muslo del jugador contrario y que este cayó al suelo, lo que se corresponde con el empleo del término ‘derribar’ que se contiene en el acta”.

De esta forma, Raúl García será baja esta noche ante el Sevilla y Garitano debe improvisar una alternativa en el ataque, ya que el navarro es el máximo goleador rojiblanco de la temporada. Villalibre es el jugador llamado a ocupar este puesto en la vanguardia.