Encuentro disputado entre la AS Roma y el Lecce en el Estadio Olímpico en febrero de 2020 (Foto: Sportphoto24)
Encuentro disputado entre la AS Roma y el Lecce en el Estadio Olímpico en febrero de 2020 (Foto: Sportphoto24)

El coronavirus retrasa el cierre del cambio de propiedad de la Roma

El equipo italiano quedó emparejado con el Sevilla en la ronda de octavos de final de la Europa League

Por  10:58 h.

La pandemia del coronavirus, que ya ha paralizado y provocado millones de euros de daños al fútbol italiano, ha alargado además los tiempos para el cierre definitivo de la negociación que convertiría a la Roma, rival del Sevilla FC en la ronda de octavos de final de la Europa League, en propiedad del empresario estadounidense Dan Friedkin tras nueve años bajo la gestión de su compatriota James Pallotta. Los representantes de Dan Friedkin, empresario que trabaja en el mercado automovilístico y cinematográfico, viajaron repetidamente a Roma a partir de finales de 2019 para progresar en las negociaciones, pero la pandemia del coronavirus ha frenado el cierre del acuerdo definitivo.

El propio club reconoció en un comunicado oficial publicado el último 29 de diciembre que el presidente Pallotta estaba negociando con Friedkin y, en el entorno del club romano, se esperaba que pudiera concretarse a principios de 2020. El club romanista, de hecho, está obligado a comunicar si hay movimientos importantes en la cúpula directiva, como también las cantidades exactas de sus gastos en fichajes, pues cotiza en la Bolsa milanesa.

Se estimaba que Friedkin estuviera a punto de pagar a Pallotta una cantidad cercana a los 780 millones de euros para adquirir el Roma, pero la crisis sanitaria, que afectó primero a Italia y luego también a Estados Unidos, puede complicar la situación.

En este momento, en Italia se considera que la negociación no está en peligro, aunque el grave perjuicio económico global generado por la pandemia obliga a las dos partes a volver a plantearse sus posibles decisiones en sus negocios, según informó recientemente a EFE el experto de industria del deporte Marco Bellinazzo, periodista del primer diario económico de Italia, “Il Sole 24 Ore”. “El Roma estaba a punto de cambiar de propiedad y la pandemia y las problemáticas causadas al fútbol italiano han ralentizado la negociación. No creo que salte la negociación, porque el propio Friedkin reiteró su interés, pero sí podría cambiar el precio de compra”, asegura Bellinazzo.

“Está claro que la situación, con respecto a hace unos meses, está cambiando y lo está haciendo para peor. Esto es un aspecto importante para entender que la perspectiva de renacimiento del fútbol italiano, con esta crisis se corta de forma significativa”, agrega. El fútbol italiano se encuentra paralizado desde el pasado 9 de marzo a causa del coronavirus, que ya ha causado más de 8.000 muertos en el país, y los clubes se enfrentan a pérdidas que pueden superar los mil millones de euros, entre dinero perdido en taquillas, patrocinadores y derechos televisivos.