Joaquín Caparrós deja de ser entrenador del Sevilla FC
Joaquín Caparrós, en el Getafe - Sevilla (AFP)

Cuenca pondrá el nombre de Joaquín Caparrós a un campo de fútbol de la ciudad

Como reconocimiento a su pasado como jugador y entrenador de la U. B. Conquense y a su labor en las escuelas municipales

Por  11:18 h.

El campo de fútbol de ‘La Beneficencia’ de Cuenca se llamará a partir de este domingo ‘Joaquín Caparrós Camino‘, como reconocimiento al pasado de Joaquín Caparrós (Utrera, 1955) como jugador y entrenador de la Unión Balompédica Conquense y su labor en las escuelas municipales de fútbol.

El cambio de nombre se llevará a cabo después de que lo hayan aprobado por unanimidad tanto la Diputación Provincial de Cuenca, propietaria del campo, como el Ayuntamiento de la ciudad, que gestiona la instalación.

El alcalde de Cuenca en funciones, Ángel Mariscal, y el presidente de la Diputación Provincial en funciones, Benjamín Prieto, han presentado este viernes el cambio de nombre en un acto al que han asistido el propio Caparrós y Antonio Taravilla, promotor de la iniciativa junto a un grupo de amigos del técnico sevillano que se han agrupado bajo el nombre genérico de ‘Viva al Fútbol’.

Al denominar el campo de ‘la Bene’ con el nombre del actual directivo técnico del Sevilla se ha querido reconocer su pasado como jugador y entrenador de la U.B. Conquense, así como por su labor en las escuelas municipales de fútbol de Cuenca, que desarrolló el técnico sevillano cuando estas instalaciones deportivas eran de tierra.

En este sentido, Caparrós ha recordado este viernes que en los primeros meses de trabajo en las escuelas municipales “a los niños les pedíamos que cogieran diez piedras para ir dejándolo limpio”.

La iniciativa partió hace unos meses, cuando un grupo de amigos de Caparrós comandado por Antonio Taravilla planteó la posibilidad de que el técnico tuviera un reconocimiento permanente en la ciudad de Cuenca, a la que llegó como jugador del Conquense en 1978, en la que ha residido muchos años, en la que todavía tiene una casa y a la que sigue muy vinculado por su constante presencia.

Redacción

Redacción