Darío Silva, durante la entrevista con La Sexta
Darío Silva, durante la entrevista con La Sexta

Darío Silva: “No soy camarero, sólo era la pizzería de un amigo”

El exjugador del Sevilla aclara que "no es que trabaje ahí, sino que vengo a disfrutar con mis amigos"

Por  11:26 h.

La noticia sobre que Darío Silva estaba trabajando como camarero en una pizzería de la Costa del Sol ha sido corregida por el propio protagonista en declaraciones a un programa de radio de Uruguay. “Estoy contento. Vivo con mi familia, con Lorena y con mi hija Luna. Vengo a la casa de un amigo en la que tiene esa pizzería. He venido siempre y es la única pizzería que he pisado en Málaga porque me siento como en mi casa. No es que trabaje, vengo a disfrutar de estar con mis amigos. Ahora estaba haciendo un documental y surgió eso de que me estaba ganando la vida en una pizzería, pero no es así”, señaló el internacional uruguayo y exjugador del Sevilla, entre otros clubes, en el programa de radio Tirando Paredes sobre su aparición en el progama Jugones de LaSexta.

Darío Silva defiende su estado actual a pesar de tener mala experiencia económica en su etapa como jugador. “Que me hayan robado los mamones de representantes y otras personas no significa que esté muerto. Si tengo que trabajar, trabajo. Eso es lo de menos. Pero estoy muy bien, tengo mi familia, nos alimentamos bien y vivimos de la manera que deseamos”, continuaba el uruguayo.

“Estaban mis amigos que juegan en el Málaga actualmente. Esto aquí es como una mutual de jugadores del Málaga. Todos, presidente, jugadores y los que están en el club pasan por aquí. Si no pasan por aquí no serán malaguistas. Al que le serví la pizza es un gran amigo mío de muchos años como Marcelino Torrontegui, uno de los mejores masajistas del mundo. Fue un orgullo”, proseguía Darío Silva.

 

Darío Silva fue amputado de una pierna tras un accidente y lleva dos años residiendo en Málaga: “Me fui de Uruguay porque cuando tuve el tema del accidente pedí que me dieran una pensión por la prótesis y sus costos. En Uruguay me dijeron que no me podían dar porque tenía un 65% de invalidez. Acá en España a los tres días me dieron la incapacidad y lo pude lograr. En Uruguay siempre estamos atrasados”.

 

Además, el exfutbolista añadió que está trabajando para la agencia de representación de futbolistas RR-Soccer, que dirige René Ramos: “Si vuelvo a Uruguay sólo es para buscar jugadores, porque los uruguayos dan la cara”.

Redacción

Redacción