Sarabia, ayer, en el estadio del Slavia de Praga (EFE)
Sarabia, ayer, en el estadio del Slavia de Praga (EFE)

Datos que el Sevilla debe hacer valer en el campo ante el Slavia

Plantilla, palmarés, ranking, inversión en fichajes... el club de Nervión es superior

Por  3:35 h.

Cuando, en el pasado sorteo de los octavos de final de la Europa League, el azar deparó que el Sevilla tuviera que jugarse su pase a cuartos de final ante el Slavia de Praga, muchos sonrieron y se felicitaron en el sevillismo. Era normal. De todos los posibles candidatos, era el más asequible con el que se podían enfrentar los de Pablo Machín. Después el fútbol, lo que ocurra en el campo los, al menos, 180 minutos de la eliminatoria, es la que dictamina quien merece el pase a la siguiente fase. Y ahora mismo, la ventaja la tiene el Slavia.

Sea como fuere, hay muchos datos que dejan clara la manifiesta superioridad del conjunto de Nervión sobre su rival de hoy. Para empezar, obviamente, el nivel de las ligas en las que compiten. El Sevilla lucha por posiciones de Liga de Campeones en una liga en la que están mastodontes del fútbol mundial como el Barcelona, el Real Madrid o el Atlético, mientras que el Slavia lidera la modesta liga checa, donde él y el Viktoria Plzen (al que actualmente le saca seis puntos) se disputan la hegemonía. Otro dato digno de mención es el valor de las plantillas en el mercado actualmente. El plantel sevillista está valorado en 283,50 millones de euros, mientras que la del Slavia es de 41,8 millones. El jugador más valorado en los de Nervión es Sarabia, que alcanza ya los 40 millones, casi la totalidad de los jugadores checos. De hecho, el más valorado en los centroeuropeos es Stoch (autor del primer tanto en Sevilla), con 4,5 millones. Diferencias destacables, sin duda alguna.

En materia de fichajes, el equipo sevillista dirigido por José Castro ha realizado su inversión más alta esta campaña por Quincy Promes, por el que ha pagado 20 millones de euros; y tiene una opción de compra por André Silva de 39 millones de euros. En su rival de esta noche, el nigeriano Peter Olayinka ha sido su inversión más cara, por el que abonaron 3,2 millones de euros. Donde también resaltan mucho las diferencias entre ambos equipos es en materia de reputación y prestigio internacional. El Sevilla es sexto en el ranking de clubes de la UEFA, por detrás únicamente de Real Madrid, Bayern Múnich, Barcelona, Atlético y Juventus; y por delante del PSG, City y Oporto. Para encontrar al Slavia hay que irse al puesto número 77 de dicho ranking. Es lo que tiene que el equipo nervionense haya conquistado cinco títulos de la Europa League y una Supercopa de Europa, mientras que el equipo checo no tiene más gloria europea que unas semifinales en la Copa de la UEFA de la temporada 1995-1996.

Por último, se podría hablar de masa social, de capacidad de sus estadios (43.833 espectadores en el del Sevilla y 21.000 en el Eden Stadion) o seguimiento en redes sociales para valorar la diferencia entre ambos clubes. Todos son datos que, como se suele decir en el fútbol, de nada sirven cuando sobre el campo se pone en disputa el balón, pero que sí reflejan que el Sevilla está obligado a lograr un triunfo que le dé el pase a los cuartos de final