De cómo superar año tras año, la marcha de un capitán

Desde la temporada 2011/2012 han salido 7 capitanes

Por  12:01 h.

Desde hace varias temporadas, todos los futbolistas que portan el brazalete de capitán del Sevilla FC, salen por diferentes razones del club de Nervión. Son 7 los jugadores que eran capitanes y en las últimas tres temporadas han dejado el equipo sevillista: Kanouté, Escudé, Palop, Jesús Navas, Álvaro Negredo, Rakitic y el último de ellos en dejar al conjunto de Unai Emery sin su referente, Fede Fazio.

Aunque no es fácil ocupar es puesto de capitán tanto en el campo como en el vestuario, el Sevilla ha dado muestras a lo largo de los años de tener plantillas en la que muchos se involucran y desempeñan esa labor. Sin ir más lejos, en la temporada 2011/2012, dejaban el club de Nervión dos pesos específicos dentro de la primera plantilla sevillista como eran Kanouté y Escudé. El de Mali se marchaba a China para intentar apurar sus últimos años de carrera (en la actualidad se encuentra retirado) y el francés se marchaba a Turquía a jugar en el Besiktas.

En la siguiente campaña, dos nuevos jugadores (además de Palop y Navas) iban a portar el brazalete de capitán del conjunto sevillista: Negredo y Fazio. Iban a ser el de Los Palacios y el propio Negredo los que lo lucieran más veces, ya que el guardameta valenciano perdió la titularidad en favor de Diego López, y más tarde las lesiones lo mantuvieron apartado de los terrenos de juego. En enero de esa temporada. el conjunto de Unai Emery se hizo con los servicios de Beto, que lo relegaría a la suplencia hasta el último partido de liga ante el Valencia. Dicho encuentro serviría como adiós a Andrés Palop, ya que el gran portero y capitán sevillista acaba contrato con el club de Nervión. Al día siguiente se le realizó un emotivo homenaje de despedida al valenciano, pero todas las miradas estaban puestas en otro de los capitanes, Jesús Navas, que esa misma noche cerró su traspaso al Manchester City. A la salida del canterano hubo que sumar la de Álvaro Negredo, con mismo destino que el de Los Palacios. Por tanto, el Sevilla perdía a tres de sus principales baluartes dentro del campo, pero también en el vestuario.

El verano pasado, Unai Emery tuvo la difícil tarea de crear un equipo después de que se marcharan futbolistas muy importantes y llegaran hasta 14 nuevas caras al club de Nervión. Ivan Rakitic decidió dar un paso al frente y fue elegido tanto por sus compañeros como por el cuerpo técnico como primer capitán del Sevilla FC. El croata no iba a estar sólo en la capitanía, ya que Fazio, Fernando Navarro y José Antonio Reyes (por ese orden), lo iban a acompañar a desempeñar sus funciones. Rakitic tuvo el placer de levantar el título de la Europa League en aquella gran final de Turín, pero todo hacía presagiar que no seguiría en el conjunto sevillista.

Tras la marcha durante el mundial del croata al FC Barcelona, Fazio iba a adquirir los galones de primer capitán del equipo, de hecho ya se pudo ver en el spot del Sevilla para la final de Cardiff, a un futbolista mucho más maduro y motivando a sus compañeros con golpes en el pecho y choques de manos. De hecho, el central argentino fue el mejor de la final, lo que seguro llamó más la atención de los directivos de su actual club. Ahora, y tras otro verano en la que se van piezas fundamentales del conjunto blanquirrojo ya no sólo en el terreno de juego, sino también en el vestuario, seguro que serán varios los que darán ese paso al frente para capitanear el barco del conjunto sevillista.