De Madeira a Estoril

Por  10:08 h.

Hace nueve años el Sevilla viajaba de nuevo por Europa tras ocho años de calvario en los que el club nervionense pasó por uno de los peores momentos de su historia, dos descensos a la Segunda incluidos. Era el primer viaje europeo para muchos: Caparrós, Sergio Ramos, Javi Navarro o Jesús Navas, entre otros. Y el rival era el Nacional de Madeira portugués. Ahora, casi una década después, hay ciertos paralelismos entre aquel Sevilla y éste, que quiere comenzar la fase importante de la Liga Europa con el mismo espíritu guerrero que evidenció hace nueve años en su desplazamiento a Funchal. Tras haber eliminado al Podgorica en la fase previa al torneo y al Slask en la primera eliminatoria, la hora de la verdad empieza otra vez en Portugal, en esta ocasión en Estoril.

Aquel Sevilla de 2004 iba en crecimiento, con el hambre insaciable de hombres como Baptista, Sergio Ramos, Martí o un incipiente Jesús Navas y comandados por Joaquín Caparrós. El Sevilla, hacía ya unos años, había sabido dar no uno, sino varios pasos atrás en busca de un comienzo radical desde cero. El Sevilla actual, tras años de rotundo éxito, está afrontando una travesía por el desierto que ya dura dos temporadas. Dos fracasos que han provocado tal revolución que el lema escogido ha sido, curiosamente, el de ‘Comenzamos de nuevo’. Un paso atrás en busca de impulso. Como hace una década. Aquel primer desplazamiento por Europa del siglo XXI fue el origen del Sevilla glorioso en el viejo continente de años más tarde, aunque pocos lo presagiaran en ese momento.

No será el de Estoril el primer desplazamiento para jugadores como Rabello, Vitolo, Alberto, Jairo, Cristóforo o Coke, quienes representan la juventud de un Sevilla que promete aunque no haya carburado todavía. La visita a Estoril puede simbolizar un nuevo punto de arranque para los blancos, que han cosechado el peor inicio en la Liga en 30 años y que pretenden empezar una nueva época dorada en Europa, como la que disfrutó hace unos años y que tuvo su origen precisamente en Portugal, donde eliminó al Nacional de Madeira. En su historial de enfrentamientos con equipos portugueses se lee que el Sevilla eliminó al Benfica de la Copa de Europa, al Nacional de Madeira de la UEFA y que le ganó en dos liguillas al Vitoria de Guimaraes y al Sporting de Braga; éste le eliminó de la Champions en 2010, año en el que también el Oporto le apeó de la Europa League, igual que hiciera el Sporting de Portugal en la UEFA 82-83.