Defensa justa y centro del campo de circunstancias en el debut liguero

Por  2:00 h.

El Sevilla más renovado de los últimos años comienza mañana su nueva andadura en la competición doméstica. Lo hará en el Ramón Sánchez-Pizjuán y ante uno de los rivales a los que más ganas se le tiene por Nervión en los últimos años, el Atlético de Madrid de Simeone, Diego Costa y compañía. El mismo rival que impidió que los de Emery pudiesen jugar la campaña pasada la final de la Copa del Rey. «Me motiva y me transmite mucho debutar ante el Atlético, porque desde fuera es un partido con dos rivales a los que gusta ver, y eso es bonito. Ellos te exigen mucho, compiten muy bien y a día de hoy son el tercer equipo de España por méritos propios. Ésa es la ventaja que tiene sobre nosotros, aunque tenemos la ilusión y el convencimiento de que podemos competir contra ellos y superarlos si hacemos las cosas bien», manifestaba ayer Unai Emery en la sala de prensa de la ciudad deportiva sevillista con la energía que le caracteriza.

Eso sí, esa energía y ese optimismo propio del técnico no ocultaron su preocupación por la complicada situación que atraviesa a día de hoy su plantilla de cara al encuentro ante el bloque colchonero. El Sevilla cuenta hasta con siete bajas para su estreno liguero, algo que incluso podría provocar que el técnico tenga que incluir en la convocatoria a Maduro o Guarente, a los que ya les ha comunicado que no entran en sus planes y que deben buscarse equipo. «Ellos ya saben que lo mejor es que se busquen equipo, aunque por las bajas que tenemos en el centro del campo podrían propiciar que alguno entrara en la convocatoria frente al Atlético. No es descartable esa opción, y si tienen que ayudar al equipo lo van a hacer», dijo.
A las bajas ya conocidas de Cicinho, Trochowski y Reyes se ha unido la de Carriço, también por lesión. El portugués recayó el jueves de su lesión y las pruebas a las que fue sometido ayer revelaron que sufre una rotura del septo intermuscular del recto anterior del cuádriceps y estará en torno a seis semanas de baja. «Es un contratiempo inesperado porque habíamos tenido precaución con él durante la semana para que pudiera jugar el domingo. Lo probamos en el entrenamiento de ayer, pero sólo aguantó un rato y el asunto ha ido a peor», admitía Emery. El ex del Reading no será el único central que cause baja en este choque ya que Juan Cala y Fernando Navarro acumulan un partido de sanción de la pasada temporada. Ése es el motivo por el que tampoco podrá vestirse de corto Sebastian Cristóforo, quien debe cumplir con el Sevilla un partido de sanción que tenía pendiente con el Peñarol de Montevideo. Antes, estas sanciones no eran trasladadas de un equipo a otro pero una nueva normativa de la FIFA así lo obliga a partir de ahora.
Visto el listado de bajas se puede concluir que el Sevilla se presentará con lo justo en la defensa y el doble pivote, pues Emery sólo contará con Coke, Diogo, Fazio, Pareja y Alberto Moreno para cuatro puestos en la defensa (puede tirar de Israel Puerto) y con Rakitic y Kondogbia como mediocentros lo que puede provocar que el recién llegado Vicente Iborra —ante el que Emery se deshace en elogios— debute el domingo con la elástica blaquirroja, algo que parece demasiado precipitado teniendo en cuenta que el ex del Levante se incorpora hoy al equipo. «Ha sido un jugador muy seguido por la secretaría técnica y que yo, por la cercanía que he tenido con el Levante en los últimos años, también he visto jugar muchas veces. Está consagrado a nivel defensivo y en el juego aéreo, pero queremos que también nos dé juego de inicio con el balón», afirmó el técnico.
El mensaje de Emery, desde luego, invita a pensar que Iborra puede no ser el último en llegar y que Babá puede no haber sido el último en marcharse: «Esta plantilla, de uno a diez, es de diez. Estoy contento con las incorporaciones. La plantilla ya está definida como la queremos, pero no estamos cerrados a nuevas incorporaciones si se presenta alguna buena oportunidad y si surgen contratiempos como las lesiones de Reyes y Carriço».
Redacción

Redacción