José María del Nido, en la junta de accionistas del Sevilla EFE)
José María del Nido, en la junta de accionistas del Sevilla EFE)

Del Nido y el papel del agente Rodri en la batalla accionarial del Sevilla FC

El conocido representante habría vendido al grupo americano miles de acciones para impulsar la vuelta de Del Nido

Por  5:00 h.

Gran parte de la clave del terremoto accionarial que agita al Sevilla FC radica en la sociedad 777, un fondo americano que se dedica a entrar e invertir en empresas de las que pueda obtener una rentabilidad alta y rápida. En el Sevilla FC, vieron en su momento una oportunidad en medio de las tensiones entre Castro y Del Nido. Así, de entrada, y bajo el nombre de Sevillistas Unidos 2020, se dedicaron a comprar acciones para aliarse con el grupo de Castro y Rafael Carrión. Sin embargo, esta relación se desgastó por diferentes motivos, entre ellos que la actual cúpula que controla el Sevilla FC entendió que el proyecto deportivo de los americanos no era nada convincente y buscaba sólo lucrarse económicamente. No hubo venta y el acuerdo se ciñó a estar ambas partes sindicadas hasta mayo de 2021 y que los americanos votaran en el sentido del actual consejo de administración.

Con todo, el grupo inversor siguió intentando comprar, esta vez dejando de lado a la familia Carrión y buscando negociar con Castro y Del Nido. Pero tampoco se llegó a un acuerdo, sino que, al contrario, los grupos conformados por el presidente y el expresidente decidieron trazar el pacto de estabilidad de finales de 2019 entre Castro y Del Nido, y apoyado por todos los accionistas de peso, que incluía la entrada de Del Nido Carrasco en el consejo de administración como vicepresidente.

Del Nido Carrasco ha encajado durante este tiempo perfectamente en la manera de trabajar del órgano de gobierno del club y es ahí precisamente donde arrancan las diferencias con su padre y expresidente, quien, a falta de su propia explicación, no ha digerido el acuerdo global, que contempla incluso la rotación a la presidencia que le permitiría poner a un presidente a los tres años del pacto. Esta situación genera una pérdida de confianza clara desde la parte del abogado que no se entiende en las partes. El hecho de que el pacto apuntara a Del Nido Carrasco como presidente de futuro aceptado por todos es algo que el padre (que lo suscribió en su momento) no parece en cambio querer ahora.

Todo indica que en el momento de mayores diferencias es cuando aparece la particular figura de Rodri Baster, fundador y actual director de la agencia de futbolistas Promoesport International, que entra en escena para conectar la ansiedad de Del Nido con la necesidad de recuperar un papel preponderante que acucia a Sevillistas Unidos 2020, relegados a un rol de socio secundario tras los movimientos del pacto. Rodri decide entonces vender a este grupo unas 1.500 acciones del Sevilla FC de su propiedad más aproximadamente otras 3.000 que le había cedido Del Nido con opción de recompra, debido a la financiación de varios millones de euros que le había facilitado el agente al expresidente.

De esta manera, el grupo americano gana músculo y se alía con Del Nido, que decide ponerse en pie de guerra para asaltar el poder. Los americanos, en la misma línea, determinan romper su pacto de sindicación con el actual consejo sevillista con el fin de sacar de la presidencia a José Castro.

«El peor momento»

Las prisas y las presiones de Del Nido por asaltar el poder en el Sevilla FC han revuelto las aguas calmadas de una sociedad que navegaba en la dirección óptima, tanto en el plano deportivo, con el billete de la Champions en el bolsillo, como en el social, apoyado en un pacto a ocho años que otorgaba la estabilidad institucional necesaria. No es el primer abordaje al poder del expresidente en los últimos tiempos. Lo que ahora ha llamado poderosamente la atención es el momento (inadecuado a todas luces), con el equipo a menos de dos semanas de un duelo crucial con la Roma en Europa y cumpliéndose todos los objetivos de ambición marcados.

Francisco Guijarro, uno de los accionistas mayoritarios representados en el consejo e integrante del grupo Sevillistas de Nervión junto al presidente, José Castro, atendía ayer a Orgullodenervion.com. Asegura no entender la decisión de Del Nido: «Es una pena todo esto. No le viene bien a la institución. Al Sevilla FC. Con lo bien que estábamos… con el equipo en Champions, como un cohete… si LaLiga llega a durar dos jornadas más, quedamos terceros. Y con la Europa League por delante ahora. La noticia nos sorprendió a todos enormemente. A todos. Del Nido ha elegido el peor momento. Creo que se ha equivocado». El expresidente segura contar con un 42% del capital social en apoyos, cifras «infladas» según afirman desde la otra parte y también los propios accionistas minoritarios del club. Además, de ir a una junta extraordinaria sus acciones podrían verse suspendidas cautelarmente.