El adiós de Negredo sanea las cuentas y permite la reestructuración total

Por  3:09 h.

El ariete vallecano no vestirá más la camiseta del SevillaEl guión perfilado en la noche del lunes se cumplió paso por paso durante todo el martes. Las palabras de José María del Nido en su visita a la concentración de Costa Ballena provocaron que el Manchester City subiera su oferta a los 25 millones, algo que aprovechó el presidente para pedir más dinero. Le salió bien la jugada porque el cuadro inglés accedió a incluir tres millones más en forma de variables. Así, sólo era cuestión de que Negredo abandonara la concentración y pusiera rumbo a Sevilla para desligarse totalmente y firmar su nuevo contrato. Pero el vallecano se hizo esperar. Se ejercitó con el grupo con total normalidad, tanto en el gimnasio como sobre el césped. Luego almorzó con sus compañeros y descansó en su habitación, pero siempre pegado al móvil para conocer cuándo podía marcharse. Y el momento llegó a las 18.25. El delantero abandonó el hotel de concentración por el aparcamiento y no quiso pararse ante los periodistas que hacían guardia desde primera hora de la mañana. Justo antes el club había dicho en los medios oficiales que las «negociaciones estaban muy avanzadas». Aun así, el club no quiso hacer oficial su venta en todo el día, a pesar de que el jugador está citado a las doce en el estadio de Nervión para, incluso, dar una rueda de prensa de despedida. Cuando su venta esté confirmada a todos los efectos, se habrá conseguido algo muy importante: el club tendrá saneadas las cuentas y podrá acometer la reestructuración total del equipo que quería José María del Nido.

El verano pintaba mal. Los problemas económicos anunciados durante todo el año hacían prever que los dos jugadores con más mercado iban a salir. Y así ha sido, pero lo que parecía que iba a ser un auténtico drama no está siendo tal de momento. Porque el Sevilla parece que está fichando bien. Del Nido dijo que llegarían hombres y no nombres, pero lo cierto es que ha fichado a varios jugadores con cierto caché que han ilusionado a la afición. El golpe de la salida de Jesús Navas fue importante, y el de Negredo también lo será, pero se amortiguará con lo hecho antes en forma de contrataciones y con lo que llegará. Pareja, Marin y Bacca son jugadores que no tienen que demostrar nada, sólo aclimatarse a la Liga. Pero es que gran parte del dinero de la venta de Negredo también se podrá destinar para fichajes. El presidente dijo que sólo llegarían un delantero y un lateral derecho, pero podría haber más. Las cuentas ya están saneadas después de haber ingresado más de 65 millones de euros con las ventas de Navas, Negredo, Luis Alberto y Luna.

Ya se ha invertido parte de ese dinero en gente como Rusescu, Jairo, Vitolo o Bacca. Las cesiones también tienen su coste, pero no es tan alto como, por ejemplo, lo desembolsado por Bacca, hasta el momento el fichaje que es referencia por su precio. Pero no quedará ahí la cosa. El presidente dio una rueda de prensa en la que habló muy claro. Dijo que había muchos futbolistas que habían rendido muy por debajo de lo esperado y que la intención del club era que salieran. Habló de una regeneración a tres años, pero reconoció que, si era posible, prefería que todo ocurriera durante este verano. Y por ahí van los pasos. Han llegado buenos jugadores y se han conseguido unos 65 millones de euros. El club ya no tiene problemas económicos y ahora hace falta acertar con los que llegan. Saldrán los que el propio club señaló en sus medios oficiales. Ya lo han hecho Stevanonic y Manu del Moral, ambos al Elche. Falta que lo hagan Babá, Botía, Hervás y Maduro. Los tres primeros ni han estado en la concentración de Costa Ballena y el cuarto, a pesar de estarlo, no cuenta para Emery. Si todos ellos salen, aparte del lateral y el delantero, tendrá que llegar, al menos, un centrocampista.

Gameiro y Figueiras

La prioridad ahora es cerrar al delantero que sustituya a Negredo lo antes posible. El objetivo es Gameiro, pero el PSG ha estado centrado en contratar a Cavani y ha paralizado un poco la operación. El Sevilla sí tenía prisa. Primero, para contrarrestar la marcha de un referente como el delantero vallecano. Y, segundo, porque el equipo se va hoy por la noche a la gira sudamericana. Desde el club querían que el que llegara se integrara lo antes posible y no que tenga que ir en medio de la gira. Pero parece complicado que ocurra esto. Monchi ya tiene convencido a Gameiro para que firme por los de Nervión. Falta que el club francés acceda a una venta no demasiado cara, algo complicado después de conocer que el Sevilla va a ingresar 28 millones de euros. Si la cifra se dispara, la opción será la cesión con opción de compra, aunque con dinero fresco en las arcas la idea es no tener que negociar también el verano que viene. Eso sí, en las últimas surgió con fuerza el rumor de que Gameiro se iba a marchar al Liverpool, incluso en algunos foros de opinión se decía que la venta estaba hecha, algo que desde el club de Nervión se negaba a última hora de la noche.

En cuanto al lateral, el elegido es Diogo Figueiras, aunque en las últimas horas su club está intentando sacar más tajada por él. Al conocer que Negredo iba a ser vendido en horas, el cuadro portugués pidió el doble por este lateral derecho. El Sevilla se ha negado en rotundo a aceptar la nueva propuesta lusa, de ahí que se estén buscando otras opciones. Además, el club se había centrado en cerrar la salida de Negredo y la llegada de su sustituto. Hoy el día será otra vez movido. Se acelerará en las negociaciones que ya están bastante avanzadas para intentar que, incluso, los jugadores se puedan subir al avión con destino a Sudamérica, aunque antes lo que sí está totalmente confirmada es la presentación conjunta de Bacca, Jairo y Carriço. Incluso, si durante la mañana se hiciera oficial la venta de Negredo, está previsto que el vallecano se despida.