El Brujas, a la espera de que el Sevilla suba su oferta por Bacca

Por  2:00 h.
Sevilla: Bacca celebra un gol con el Brujas.

La marcha de Álvaro Negredo rumbo a la Premier League es cuestión de horas. Las que tarde el Manchester City en realizar la oferta que tiene entre manos para satisfacer el deseo de Manuel Pellegrini, que no es otro que volver a juntar a Navas y a Negredo con la camiseta citizen. La ofensiva definitiva del club británico llegará a los 25 millones al contado que pretende José María Del Nido por el traspaso del ariete y salvo sorpresa, Negredo viajará esta misma semana a Manchester para pasar las pertinentes pruebas médicas y firmar el contrato que lo ligue al club inglés.

Precisamente en Manchester durmió anoche el delantero que sustituirá a Álvaro Negredo en el Sevilla. Carlos Bacca aterrizó ayer a la capital británica para hacer parte de la pretemporada del club belga. El delantero colombiano continúa a la espera de una llamada del club de Nervión para viajar rumbo a Sevilla y cerrar su vinculación a la entidad que preside José María Del Nido.

El acuerdo entre el futbolista y el Sevilla es total y las diferencias con el Brujas no parecen ni mucho menos insalvables. Mientras que el Sevilla ha ofrecido una cantidad cercana a los seis millones de euros, el club belga pretende embolsarse un mínimo de ocho kilos por el traspaso del colombiano. Tras negarse a venderlo la temporada pasada, los dirigentes de la entidad belga prometieron a Bacca que saldría este verano si llegaba una oferta coherente de un club europeo de nivel. Todo hace indicar que el Sevilla subirá su oferta y Bacca acabará vistiendo la camiseta blanquirroja.
Gameiro, más difícil
Otra opción que maneja el Sevilla para reforzar su delantera una vez Negredo sea traspasado al Manchester City es la de Kevin Gameiro, jugador que siempre ha gustado a los técnico del Sevilla. El delantero ha pasado a un segundo plano en el PSG, Ibrahimovic y Lavezzi son los preferidos por los técnicos y el francés no vería con malos ojos una salida en busca de minutos. Pero los dos millones netos que cobra en el club francés provocan que la operación se antoje muy difícil.
Redacción

Redacción