Tomas Vaclik (Foto: BZ)
Tomas Vaclik (Foto: BZ)

El libro de Vaclik: Marchena y Gallardo cuentan cómo se fraguó el fichaje del portero

Los adjuntos a la dirección de Fútbol del Sevilla FC desvelan el seguimiento al guardameta y una anécdota que «ayudó» al checo

Por  10:35 h.

Tomas Vaclik está siendo una de las grandes sensaciones del proyecto sevillista. El portero internacional checo, procedente del Basilea, fue una apuesta en firme de la dirección de Fútbol que comanda Joaquín Caparrós. El paso de las semanas va asentando la convicción de que haber apostado por Vaclik fue un enorme acierto. El guardameta, con su excelente rendimiento e implicación, se ha ganado pronto a los técnicos y a la afición del Sevilla. También es ejemplar en su faceta personal.

Un guardameta de los más completos que se recuerdan por Nervión. Pero, ¿cómo se fraguó el fichaje de Vaclik? Carlos Marchena y Paco Gallardo, adjuntos a la dirección de fútbol del Sevilla FC, desvelaron algún que otro detalle este martes en el programa ‘A Balón Parado’, de SFC TV: “Marchena me manda un día una fotografía de Vaclik sentado en una grada leyendo un libro… eso es un detalle de que esa persona, de momento, pinta bien. Pedimos información sobre el jugador con muchos detalles y avanzamos en la negociación. Aquí ya en Sevilla nos dimos cuenta del gran jugador que es y el interés que tiene. A los pocos días ya te saludaba en español y te hacía ver que la adaptación estaba siendo fantástica”, cuenta Gallardo (en el vídeo adjunto en la parte inferior, a partir del 2:02).

En efecto, en pleno mes de julio, Vaclik no disputó un amistoso con el Basilea y ello desató las especulaciones en la prensa helvética sobre su posible traspaso al Sevilla FC. Entonces, se resaltó en los medios suizos la anécdota de que Tomas Vaclik se dejó ver sentado, relajado, a la sombra de una pancarta publicitaria (como se observa en la fotografía) y leyendo la edición checa de “Origen”, el thriller de Dan Brown que se desarrolla íntegramente en España. Barcelona, Bilbao, Madrid y… Sevilla son los escenarios principales en los que transcurre la aventura de Robert Langdon.

Tomas Vaclik era uno de los cuatro o cinco porteros que manejaba Caparrós. La elección final parece que ha sido más que acertada.