Lucas Romero en un partido con Vélez
Lucas Romero en un partido con Vélez

El presidente de Vélez: “Nosotros no negociamos con grupos inversores”

Miguel Calello responde sobre el interés del Sevilla en Lucas Romero

Por  12:19 h.

Otro nombre, aunque no  nuevo en este verano a vuelto a escena. Se trata de Lucas Romero, centrocampista de Vélez Sarsfield, futbolista que ya fue vinculado al Sevilla a principios de agosto. En aquellas fechas, este medio se puso en contacto con el ‘Perro’ Romero y el futbolista declaraba lo siguiente: “La verdad es que me gustaría mucho. Lo del Sevilla se está nombrando cada vez más pero hay que esperar porque todavía no hay nada formal. Sería muy lindo jugar en el Sevilla”.

Ahora el acercamiento es más formal aunque quedan algunas trabas en el camino. El presidente de la entidad argentina, Miguel Calello, ha vuelto a reiterar la intención de Vélez de vender al jugador. “Nosotros somos un club vendedor y seguro que si llegamos a un entendimiento en las cifras el traspaso se producirá”, espetaba el máximo mandatario hace unos minutos a Orgullodenervion.com. 

A pesar de que el Sevilla ha ingresado mucho y bien este verano, la aparición del grupo inversor Doyen Group aparece de nuevo en las operaciones del Sevilla. Según el presidente Migue Calello, “Vélez no negocia con grupos inversores, sólo con clubes. Si el Sevilla quiere fichar Lucas Romero y necesita de un grupo inversor para abonar la cantidad nosotros no pondremos ningún problema, pero ya le digo nosotros sólo negociamos con clubes”.

En cuanto a la venta de Lucas Romero, Calello no pone muchos impedimentos. “Nosotros queremos lo mejor para el jugador y para nosotros. Seguro que si las cifras cuadran no habrá ningún problema”, finalizó.

La operación por Lucas Romero lleva desde inicios de verano gestándose, aunque los propios agentes reconocieron a ABC que el Sevilla había desistido en su interés por Lucas Romero. Vélez Sarsfield necesita liquidez y todo está encaminado para que el futbolista llegue al Sevilla. Su traspaso oscilaría entre los cuatro y los seis millones de euros.