Reyes, presionado por dos jugadores del Feyenoord
Reyes, presionado por dos jugadores del Feyenoord

El Sevilla demuestra su fondo de armario

Emery introdujo siete cambios en el once y el equipo no lo notó

Por  10:58 h.

Durante todo el verano, desde al dirección deportiva del Sevilla  e incluso desde el banquillo, se ha venido afirmando que todo el mundo está muy satisfecho con la confección de la plantilla para el presente año. Once caras nuevas, salidas importantes como las de Alberto Moreno, Rakitic, y Fazio, pero lo cierto es que el Sevilla suma siete de nueve en Liga y en la Europa League ya ha enseñado de lo que es capaz. Puede que todavía le falte un futbolista en el medio campo que distribuya y haga jugar con mayor eficacia, habrá que esperar a que Banega se asiente y Denis se suelte. Mientras tanto, el Sevilla gana y ayer lo hizo con siete cambios con respecto al once titular que ha venido utilizando Unai Emery desde que arrancará la campaña en Cardiff.

Contra el Feyenoord sólo Sergio Rico, Carriço, Krychowiak y Bacca fueron los hombres que repitieron titularidad en cuatro días. Emery introdujo siete cambios con respecto al día del Getafe; ‘Kolo’, Diogo, Navarro, Mbia, Deulofeu, Reyes y Banega. Todos ellos, uno más y otros menos, aportaron al equipo y prácticamente no se notó la variación en el once. Es cierto que el Feyernoord ofreció y apretó poco a los de Emery, pero mientras tanto, el cuadro Sevilla sigue ganando.

Deulofeu, Mbia y Banega

De las siete variantes que Emery introdujo en el once titular, tres nombres están llamados a ser importantes este campeonato. Deulofeu, Mbia y Banega. El primero tiene un talento natural. Tras hacer destacado pero sin llegar a la perfección, el futbolista catalán dejó tres asistencias (un gol anulado), regates, y destellos de futbolista importante. Aunque Aleix Vidal le tiene ganada la partida gracias a su trabajo, Deulofeu tiene que ir ganando enteros porque es ese típico jugador que en algunas de sus acciones gana los partidos. Por otro lado, Mbia volvió al Pizjuán como si hubiera realizado pretemporada. No se le notó la falta de ritmo y junto a Krychowiak puede formar una pareja de pivote de garantías. Por último, Éver Banega aportó pero a menor nivel que sus compañeros. El argentino siempre la toca de primeras y se complica lo mínimo. Sin embargo, la parcela física todavía es el hándicap del centrocampista que se sintió más cómodo cuando retrasó su posición al medio del campo.

Hasta que no se mida a un rival de entidad el Sevilla no conocerá su verdadero potencial. Hay que ajustar piezas y seguir engranando el equipo para que todos lleguen a un nivel óptimo. Mientras tanto, parece que el trabajo de Monchi ha dejado un buen fondo de armario.