Momento en el que Juan Muñoz marcó su gol (Firma: Óscar del Pozo)
Momento en el que Juan Muñoz marcó su gol (Firma: Óscar del Pozo)

El Sevilla FC, campeón de la Copa del Rey Juvenil

El División de Honor derrotó al Madrid en los penaltis (4-2) tras acabar el partido con el resultado de empate a uno

Por  22:43 h.

El Sevilla División de Honor se proclamó campeón de la Copa del Rey tras derrotar al Madrid en los penaltis (4-2) una vez que el partido acabó con el resultado de empate a uno. El Sevilla pone de nuevo su nombre en lo más alto y se convirtió, con un fútbol intenso y de máxima tensión, de nuevo en el vencedor de una competición que le está resultando más que familiar. Sexto título que consigue el Sevilla en la Copa del Rey, en esta ocasión, con un Juan Soriano que se vistió de Beto y que se erigió en el gran protagonista haciendo una auténtica exhibición en los penaltis. El gol de Juan Muñoz en la primera parte y el empate del Madrid, por mediación de Aleix en el 62, le dio aún más nerviosismo e incertidumbre a un encuentro que sólo se pudo culminar desde la tanda de penaltis.

Los primeros en avisar fueron los jugadores de Ramis. El Sevilla, metido atrás, le dio el balón al Madrid y los locales (porque el partido se jugó en Madrid ante la decisión de la Federación) trataron de buscar el peligro por mediación, sobre todo, de su capitán, José León, en las jugadas a balón parado. Así llegaría la primera gran oportunidad de la final. En el minuto 21, el balón se pasearía por el área pequeña de la meta defendida por Soriano, escuchándose el “uy” en las gradas de la Ciudad del Fútbol. Sin embargo, lejos de crear nerviosismo y dudas en los pupilos de Agustín López, el Sevilla comenzó a sentirse mucho mejor, manejando los tiempos y mostrando una madurez impropia de la edad. El equipo nervionense comenzó a presionar con mucho más criterio y encontró el equilibrio que venía pidiendo su preparador desde la banda.

El resto parecía cuestión de tiempo y de tener una oportunidad arriba para mostrar sus credenciales. Control atrás, presión en el centro del campo y efectividad arriba. Juan Muñoz, el de siempre, se tomó el tercer punto al pie de la letra y en la primera ocasión que tuvo evidenció que es un futbolista especial y tocado por la magia. Corría el minuto 33, Antonio Romero sacó una falta bastante escorada y… apareció Juan Muñoz. Gol y máxima euforia entre los sevillistas. 

En la segunda parte, y con los mismos esquemas en los dos conjuntos, el Sevilla optó por seguir con las líneas muy juntas y aplicarse a la perfección con velocidad para tratar de volver a sorprender a Caba. Así, Matos dispondría de una clara ocasión para aumentar la ventaja, concretamente en el minuto 61, pero su disparo llegó con poca fuerza. Apenas un minuto después y tras de una buena triangulación, le tocaría el turno al rival. El Madrid, ahora, no perdonaría. Aleix, con un disparo fuerte desde fuera del área, empataría la contienda y dejaría la emoción y la incertidumbre para los minutos finales.

El miedo comenzó entonces a apoderarse de los dos conjuntos y el riesgo a perder el título de la Copa del Rey hizo mella en los jugadores más desequilibrantes. Este nuevo escenario provocó que se llegara al térrmino del partido com el mismo resultado de empate a uno y la necesidad de que se disputara la prórroga. Pero el miedo se convirtió en pánico y los futbolistas, de los dos equipos, empezaron a tener calambres musculares por el esfuerzo realizado y el trabajo de más de once meses. Apenas había ocasiones claras y los 22 jugadores parecieron dar por bueno retarse en los penaltis. Y ahí apareció Juan Soriano, héroe de un equipo que nunca se dio por vencido y que siempre soñó con crecer y crecer culminando una temporada maravillosa e histórica.

Real Madrid CF: Caba, Fran, Mario, Jaime, León, Llorente, Álvaro, Aleix, Marcos, Javi y Agoney. También jugaron Enzo Zidane, Cristian y Miki.

Sevilla FC: Soriano; Sedeño, Luis Mesa, Matos; Antonio, Cera; Carmona, Giráldez, Nane y Juan Muñoz. También jugaron Zelu, Emmanuel D’Andrea, Carrascal y Hong.

Goles: 0-1, m. 33: Juan Muñoz. 1-1, m. 62: Aleix.

Penaltis: Por el Sevilla marcaron Sedeño, Juan Muñoz, Antonio Romero y Zelu; por el Madrid, Miki y Cristian.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a Cristian

Estadio: Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Madrid.