Bacca bate a Diego López ante Carvajal e Illarramendi
Bacca bate a Diego López ante Carvajal e Illarramendi

El Sevilla perfila su delantera para la Supercopa

Bacca, Gameiro, Aspas y Juan Muñoz, serán los encargados de firmar el gol este año

Por  7:54 h.

Los goles son la esencia del fútbol y el Sevilla ha exhibido en la última década grandes números en cuanto a anotación se refiere. Julio Baptista, Luis Fabiano, Saviola, Kanouté o Álvaro Negredo son algunos de los arietes más destacados de la historia reciente del Sevilla, que además de anotar goles por doquier, alguno de ellos sirvieron para rubricar la época más dorada del club de Nervión. Con la salida de Freddy Kanouté y la posterior de Álvaro Negredo, la plantilla del Sevilla perdió dos artilleros de nivel que para la afición eran un argumento de tranquilidad cuando los partidos se enquistaban. Sin embargo, cuando el sevillismo intuía una dificultad de encontrar un relevo de garantías para la delantera, Monchi volvió a lucirse pescando a un desconocido para muchos como Carlos Bacca y al francés Kevin Gameiro. Atrás quedaron los años de Manu del Moral o Babá, quienes aportaron muy poco a los registros goleadores del Sevilla. Este verano Monchi ha decidido rematar la delantera con el viejo deseo de Iago Aspas, además de la sorprendente aparición del canterano Juan Muñoz. El de Utrera está escribiendo a base de goles su candidatura a ser un fijo en las convocatorias de Unai Emery.

Con la Supercopa de Europa a la vuelta de la esquina, la incorporación de Bacca al equipo se antoja fundamental. El colombiano, al igual que su compañero de filas Gameiro, ha firmado un primer año goleador prometedor, promediando más goles que Luis Fabiano, Kanouté y Álvaro Negredo en su primera temporada. Si finalmente Gameiro llega a tiempo, el galo arribará a Cardiff entre algodones tras haber estado entrenándose en solitario todo la pretemporada debido a la distensión de ligamento en su rodilla. El francés firmó la campaña pasada 20 goles en todas las competiciones –quince en la Liga y cinco en la Liga Europa- superando a Carlos Bacca que finalizó el año con 18 goles en total –catorce en la Liga y cuatro en la competición continental-. De esta forma, tanto el galo como el cafetero superan con creces las cifras firmadas por Luis Fabiano, Kanouté y Negredo. El brasileño consiguió siete goles en su año de estreno. Por su parte, el gigante de malí finalizó la temporada 2005-2006 con catorce goles, y por su parte Negredo transformó los mismos tantos que Kanouté, ya en la campaña 2009-2010.

Ahora llega una final y sin gol será imposible conquistar el trofeo que ya visitó Sevilla en el mes de agosto de 2006. Con Gamerio tocado, Bacca parte con todas las papeletas de enfundarse la camiseta de titular. El suramericano ya sabe lo que es marcarle al Real Madrid. En los dos partidos disputados en la competición doméstica, el colombiano anotó tres goles, uno en el Bernabéu y dos en el Sánchéz-Pizjuán, que terminaron otorgando la victoria al cuadro de Emery. Con Bacca anotando en partidos importantes -frente al Betis en la Liga Europa, ante el Oporto o el citado contra el Real Madrid-, el apoyo de un recién llegado puede resultar fundamental. Iago Aspas ha mostrado sus cualidades durante la pretemporada con el Sevilla, incluso tuvo tiempo de estrenarse con un gol en el último choque ante el Fenerbache. Sus cualidades no son las de un nueve de referencia como tal, sino más bien la de una pieza complementaria al delantero centro.

La temporada pasada, el de Moaña no firmó un buen año en el Liverpool. La falta de confianza por parte del entrenador, Brendan Rodgers, y la alta competencia en la parcela ofensiva con futbolistas como Luis Suárez, Sterling, Coutinho o Sturridge, obligaron a Aspas a pasar más tiempo en la grada que en el verde. Su balance al final de la temporada se saldó con un gol en la copa de Inglaterra ante un tercera división.

No obstante, los números del gallego en nuestra Liga distan mucho de los conseguidos por Aspas en las islas. En la temporda 2012-2013, en su primera temporada en Primera división con el Celta de Vigo, Aspas era la referencia en ataque de un cojunto vigués recién ascendido.Durante ese año convirtió doce goles que permitieron al Celta seguir jugando una campaña más en la máxima categoría del fútbol español. En muchos de los treinta y ocho encuentros de Liga Aspas formaba pareja de ataque bien con el coreano Park o con el cántabro Mario Bermejo. En otros choques, Aspas no tenía problemas en jugar en la punta del ataque como ya hizo el pasado domingo ante el Fenerbache anotando un gol. El gallego le puede aportar al Sevilla movilidad y asociación en el balcón del área.

Juan Muñoz, la sorpresa

La aparición del canterano de Utrera ha sido la gran sorpresa de la pretemporada sevillista. Juan Muñoz viene de cuajar un excelente temporada con el División de Honor, conquistando la Copa del Rey de su categoría y logrando anotar 46 goles. Emery le ha brindado la oportunidad este verano de reivindicarse y el nueve no la está desaprovechando, ya que suma tres dianas en su cuenta particular. La de Juan Muñoz es una opción seria de futuro, y si mantiene la línea, también de presente. Con la duda de Kevin Gameiro para la final ante el Real Madrid, Emery puede apostar por el ariete sevillano como una de las opciones para refrescar el ataque del Sevilla. Por su juventud e inexperiencia en grandes citas, resultaría extraño verle partiendo desde el inicio. Sin embargo, no hay que descartar que el técnico vasco le dé minutos en Cardiff si el partido lo requiere. Juan Muñoz tiene muchas cosas pero sobre todo gol, y eso en el fútbol gana títulos.