Carriço celebra el gol ante el Elche
Carriço celebra su gol ante el Elche en el Martínez Valero la pasada temporada

Elche, la incómoda plaza en la que aguarda el mejor arranque liguero

Ramón y Rafa Paz, goleadores en el último triunfo en Primera allí (1.989), analizan al «ilusionante» Sevilla actual

Por  8:00 h.

A priori, llama bastante la atención cómo se inclina la balanza a favor de los locales en los enfrentamientos que han protagonizado hasta ahora en la máxima categoría Elche y Sevilla en tierras ilicitanas. Históricamente, y actuando como anfitriones, los franjiverdes se han convertido en uno de los rivales más complicados para la entidad de Nervión. Y es que el Sevilla ha visitado al Elche en un total de 17 ocasiones en Primera división con un balance desolador: diez victorias para los locales, cuatro empates y sólo tres triunfos para los hispalenses. El ejemplo más reciente de los apuros que el Sevilla suele pasar en el Martínez Valero lo tenemos en la campaña pasada, con un Elche recién ascendido que puso contra las cuerdas a los de Emery con un gol de Cristian Herrera en el minuto 82 de partido. El Sevilla tuvo que apelar a la heroica para salvar los muebles y evitar la derrota gracias a la casta de Daniel Carriço, quien, sobre la hora, puso el definitivo 1-1 en el marcador.

No es una plaza cómoda. Nunca lo fue. De hecho, en el antiguo estadio ilicitano, Altabix, el Sevilla encajó una de las peores goleadas de su historia, el 8-1 de la temporada 1962-63. Hay que remontarse al 26 de marzo de 1989, hace más de 25 años, para encontrar la última victoria de los nervionenses en Elche estando ambos conjuntos en Primera división. Fue por 1-2, en un partido complicado, con las dificultades habituales para el Sevilla que presenta este escenario. Rafa Paz y Ramón Vázquez adelantaron los visitantes (cada uno fabricó el gol del otro) y Claudio Barragán acortó distancias cuando aún restaban 29 minutos de partido. Hubo que sufrir para mantener la renta pero se consiguió.

Ramón Vázquez, mito del sevillismo y actual miembro de la secretaría técnica del club de Nervión, recuerda para ABC aquella fecha: «Fue el primer partido de Roque Olsen en el banquillo (habían caído ya esa temporada Azkargorta y Pepe Ortega). Salimos con presión, la cosa no marchaba bien y teníamos que ganar como fuera. Primero marcó Rafa y luego él dio también el centro del segundo gol. El portero falló estrepitosamente y yo sólo la tuve que empujar. La verdad es que me sorprenden negativamente los datos históricos del Sevilla en Elche. Quizás la explicación pueda estar en que sobre todo en los años 70 el Elche ha sido siempre un equipo correoso y muy difícil en su campo».

«El Elche ahora está en una fase de cambio tras haber conseguido la salvación la temporada pasada. Sí se ve que está evolucionando y encajando las piezas, los jugadores nuevos que han llegado y que se encuentran en ese proceso de adaptación a la dinámica del equipo. Tienen un buen técnico (Fran Escribá) con las ideas muy claras. No va a ser un partido cómodo», augura Ramón Vázquez.

El otro goleador sevillista aquel Domingo de Resurrección, Rafa Paz, también recuerda que «fue un partido muy igualado, al final ganamos por la mínima pero costó mucho. Mi gol partió de una jugada de Ramón. Para mí fue un día especial. Por la cercanía de mi pueblo (Puebla de Don Fadrique) fueron muchos amigos y familiares a verme al estadio». Sobre la dificultad histórica que suele entrañar para el Sevilla el estadio del Elche, Rafa Paz no encuentra un argumento lógico: «Es difícil. Hay campos que se atascan más que otros, hagas lo que hagas. En aquella época Riazor era nuestra bestia negra. O también recuerdo que, en relación a los grandes, solíamos hacer buenos partidos en el Bernabéu y, sin embargo, en el Camp Nou era imposible. Son circunstancias concretas que, la verdad, tienen poca explicación, pero ahí están las estadísticas para recordarlas y tenerlas muy presentes».

El récord

Y es que hay premio «gordo» por doblegar al Elche: de ganar el domingo, el Sevilla igualaría con 19 puntos en ocho jornadas el mejor arranque liguero de su historia, firmado en la 1990-91 por el equipo de Cantatore (extrapolando aquellos resultados a la Liga de tres puntos por victoria). Rafa Paz se muestra esperanzado con el Sevilla de Emery: «Al equipo lo veo muy equilibrado. Se fueron Rakitic, Alberto Moreno, Fazio… y ahora se ha vuelto a armar un equipo; y sobre todo, y ahí está la clave, una plantilla muy compensada. Diría que incluso más que el año anterior. Hay que ser prudentes, pero este equipo invita a la ilusión. El arranque histórico que puede firmar no es fruto de la casualidad. Se han suplido muy bien a los que se fueron y se ha conformado una plantilla fuerte, que transmite solidez. Se puede ser optimista y estar esperanzado en que el Sevilla puede competir y mantener este nivel alto durante toda la temporada».

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 19 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: Igualada del #Betis en la visita al campo del Espanyol https://t.co/IAusjJmtwR vía @AFDLP @JuanArbide - 13 horas ago