Machín se dirige a sus jugadores en un entrenamiento (Raúl Doblado)
Machín se dirige a sus jugadores en un entrenamiento (Raúl Doblado)

Rayo-Sevilla: Entre Lituania y República Checa, Vallecas

Tras cinco partidos oficiales este verano, vuelve el Sevilla a LaLiga

Por  3:55 h.
Rayo Vallecano
0
Sevilla
0
Alberto. Advíncula, Abdoulaye, Chechu Dorado, Alex Moreno, Embarba, Medrán, Amat, Kakuta, Trejo y Javi Guerra.
Vaclik, Mercado, Kjaer, Sergi Gómez, Jesús Navas, Roque Mesa, Banega, Escudero, Sarabia, Franco Vázquez y André Silva.
Mateu Lahoz (Comité valenciano)
Estadio de Vallecas Hora: 20.15 (BeINLaLiga)

Parada en Vallecas, Madrid. A las 20.15. Entre Vilna, Lituania, y Olomouc, República Checa, ciudad en la que los de Pablo Machín jugarán el jueves por Europa, le toca esta noche al equipo nervionense comenzar LaLiga ante el Rayo Vallecano en un duelo casi siempre imprevisible por muchos sentidos. Primero, porque parece complicado aún conocer qué Sevilla se verá, sobre todo, por las variaciones que hará Machín en el once y porque aún es pronto, muy pronto, para que el sistema de Machín fluya con la mejor naturalidad, y segundo, y lo más importante, porque desde hace ya unos años que el conjunto de Míchel se ha bautizado como ese rival incómodo y guerrero que se aprovecha de su pequeño estadio (cinco metros menos de ancho y de largo que el Sánchez-Pizjuán) para sorprender a los que vayan pasando.

Jugar en Vallecas tiene guasa. Que se lo pregunten a los profesionales, a los que pisan el césped y notan cómo se multiplica en sensaciones de bravura y euforia la afición del Rayo. Con las líneas muy juntas y con una presión viva durante todo el partido, los de Vallecas han vivido y creado su escenario ideal para tratar de seguir otro año más en la máxima categoría. Y ahí radica el peligro. El Rayo muerde. El que llega a Madrid con aires subidos, malo.

Ante el cuadro madrileño el Sevilla debe tirarse al fango y luchar cada balón con la misma certeza y profesionalidad que lo hacen (y harán hoy) los locales. Otra cosa es la calidad. Ahí, evidentemente, y con una casa de apuestas de por medio, el Sevilla es otro mundo con jugadores internacionales y con fichas superiores. Pero ello sólo se ve cuando se corre igual que el rival. Demasiadas sorpresas se han visto ya en el fútbol como para seguir hablando de otra cosa que no sea competir y competir. Machín lo sabe bien porque ya recibió el castigo de Vallecas. Año 2016, 1-0 para los locales. Entonces llegó capitaneando al Gerona y por su mente sería imposible imaginar entonces que dos años después lo haría con un Sevilla al que, sea el partido que sea, sólo le vale ganar. Com o hoy.

LaLiga no es sólo Real Madrid, Barcelona, Atlético y la ilusión de derrotar a tanto caballo ganador. LaLiga también es Vallecas, estadios donde se hacen (o no) los deberes, espacios en los que se consiguen (o no) los objetivos, en definitiva, lugares y rivales a los que hay que tomar muy muy en serio. Con todo ello, y dado que Machín decidió darle descanso el jueves a jugadores como  Kjaer, Mercado, Navas y Roque Mesa, además de que no pudo contar con André Silva porque no estaba inscrito para el duelo ante los lituanos, todo hace indicar que estos algunos de estos futbolistas parten con ventaja para jugar desde el inicio hoy en Vallecas.

 

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@Davarona Gracias, David - 9 horas ago