Caparrós, en la sesión preparatoria del Sevilla (Foto: Manuel Gómez)
Caparrós, en la sesión preparatoria del Sevilla (Foto: Manuel Gómez)

Espanyol – Sevilla: «Deja vu» por el gran objetivo de la Champions

El Sevilla de Caparrós afronta hoy en el RCDE Stadium la primera de sus once «finales» en busca de construir con Monchi un proyecto en el máximo torneo continental

Por  4:00 h.
Espanyol
0
Sevilla
0
RCD Espanyol: Diego López; Rosales, Naldo, Hermoso, Dídac; Granero, Marc Roca, Sergi Darder; Wu Lei, Hernán Pérez y Borja Iglesias.
Sevilla FC: Vaclik; Jesús Navas, Mercado, Carriço, Wöber; Franco Vázquez, Roque Mesa, Éver Banega, Promes; Ben Yedder y André Silva.
Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Balear).
RCDE Stadium (16.15 - BeIN LaLiga). Partido de la 28ª jornada de LaLiga Santander 2018-19.

La semana ha sido larguísima en el Sevilla. Y revolucionaria. El batacazo europeo en Praga desencadenó una cascada de decisiones realmente trascendentes en el club en pos de reanimar al equipo y pelear de verdad por el último y gran objetivo que queda: la clasificación para la Champions. Para ello, la entidad de Nervión no ha dudado en reactivar su particular «deja vu», tirando de lo que funcionó en el pasado en busca de garantizar un futuro mejor. Machín pasó a la historia y a Barcelona ha viajado Joaquín Caparrós, otrora director de Fútbol, como el nuevo jefe del primer equipo. Otra vez. El utrerano asume de nuevo una empresa de urgencia, tal y como hiciera el año pasado cogiendo al equipo en sustitución de Montella, en las últimas cuatro jornadas de LaLiga, para terminar metiéndolo en competiciones europeas. Entonces consiguió levantar a una escuadra «muerta» ganando tres envites y empatando el derbi en el campo del eterno rival. No es menos complejo el actual reto. El club le pide ahora la cuarta plaza, actualmente a cinco puntos, cuando restan once jornadas de campeonato. La primera «final» arranca hoy, a las 16.15, en Cornellà-El Prat ante el Espanyol de Rubi. El muro a derribar por Caparrós es tremendo, ya que este Sevilla no gana a domicilio en el torneo de la regularidad desde septiembre. A prueba, una vez más, su indudable capacidad de motivación.

Y motivante, desde luego, es el «deja vu» de la vuelta de Monchi. La crisis del Sevilla ha coincidido con la de la Roma…. se alinearon los astros y todos han sido capaces de mirar por el escudo para aparcar sus diferencias y consumar el regreso del mejor director deportivo del mundo. Categóricos los sentimientos y deseos del de San Fernando y plausible la habilidad del consejo de Pepe Castro para dar el gran golpe de consenso entre el sevillismo. Monchi, que asumirá plenos poderes deportivos, sustituye en los despachos a Caparrós, curiosamente el primer entrenador que eligió en su primer año al frente de la parcela técnica, en el curso 2000-2001, rubricando un brillante ascenso a la Primera división. Junto a él lucharía poco después, en la 2004-2005, por una cuarta plaza en LaLiga que se les escapó en la última jornada. Tienen, desde ahora, la bonita chance de sacarse aquella espinita. «Deja vu» por la Champions. Lo que vino posteriormente con Monchi, ya lo saben de sobra: nueve títulos y dieciséis finales… la época más gloriosa de la historia del club de Nervión.

No menos estimulante, sobre todo para un supersticioso como Caparrós, resulta el hecho de visitar Cornellà-El Prat. Alentador recuerdo, sin duda, contra el actual estigma de la debilidad del equipo a domicilio. Allí rompió el Sevilla de Emery, a finales de 2013, una nefasta racha de trece meses y medio sin cosechar un triunfo como visitante. El conjunto nervionense se impuso entonces por 1-3, firmando un partido muy serio y tirando de pegada, gracias a los goles de Fazio, Vitolo y Bacca. Hoy el Sevilla sueña con repetir. Sería una inyección de confianza tremenda para un grupo que no gana fuera de casa en LaLiga desde el pasado mes de septiembre.

Cortar la nefasta imagen como foráneo que ha arrastrado el equipo con Machín es uno de los grandes objetivos que tiene desde hoy Joaquín Caparrós. Un Caparrós que cumplirá en el estadio del Espanyol su partido número 500 como entrenador en Primera y que podría volver al sistema más clásico de cuatro defensas (4-4-2), si bien aguantará hasta el último momento para conocer el estado de algunos de sus futbolistas. Y es que tras la fatídica y larga prórroga en Praga regresaron con mermas físicas dos titulares, el centrocampista Pablo Sarabia, que no entró en la lista, y el flamante central internacional Sergi Gómez, que sí está en la convocatoria. Uno de los grandes señalados de la aciaga noche en el Eden Arena, Kjaer, se quedó fuera por decisión técnica.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: Sigue en directo a partir de las 13.30 con @Orgullo_Nervion la presentación de Nemanja Gudelj como nuevo futbolista de… - 5 horas ago