Hasta ocho jugadores que ganaron por última vez en el Camp Nou en LaLiga hablaron con ABC de Sevilla
Hasta ocho jugadores que ganaron por última vez en el Camp Nou en LaLiga hablaron con ABC de Sevilla

«Este Sevilla está capacitado para ganar en cualquier estadio»

Los últimos jugadores del equipo nervionense que vencieron en el Camp Nou, en diciembre de 2002, rememoran su gesta y elogian al equipo actual

Por  3:55 h.

El Camp Nou sólo trae, al menos en los últimos años, recuerdos insufribles. El dato es sangrante: el Sevilla sólo ha conseguido sumar dos puntos de 45 en sus visitas al estadio del Barcelona desde 2003. Prácticamente todo han sido derrotas, hasta trece, y sólo dos empates, uno en septiembre de 2003 (1-1 con goles de Reyes y Ronaldinho), y otro en octubre de 2011 (0-0 con Javi Varas en plan estelar) han podido endulzar algo las continuas decepciones de la afición sevillista cada vez que su equipo se ha mostrado en el campo del conjunto azulgrana. Hay que remontarse al 15 de diciembre de 2002, es decir, hace ya casi 16 años, para recordar la que fue la última victoria del Sevilla en LaLiga en el Camp Nou, un triunfo que precipitó al Barcelona a una crisis sin parangón y que le dio al equipo nervionense la estabilidad necesaria para mejorar sus prestaciones en la competición de la regularidad. Ese encuentro, con Caparrós al mando y con el resultado final de 0-3 con los goles de Casquero, de penalti, y dos de Toedtli, supuso un baile de euforia para unos jugadores que aún guardan en su memoria la hazaña. En el once titular jugaron Notario, Redondo, Javi Navarro, Pablo Alfaro, David, Marcos Vales, Casquero, Torrado, Fredi, Reyes y Antoñito, mientras que en la segunda parte entraron Samways, Toedtli y Víctor Salas.

«Fue un partido muy especial para todos. Veníamos de un momento complicado. Recuerdo que habíamos perdido en casa (partido ante la Real Sociedad) y que nos presentamos en el Camp Nou estando en puestos de descenso. Seguramente, casi nadie apostaría por nosotros. ¡Pero ganamos! El hecho de ponernos por delante tan pronto yo creo que nos ayudó mucho. Luego supimos manejar bien los espacios y Toedtli sentenciaría al final. Esa victoria nos dio mucha moral porque creo recordar que luego ganamos varios encuentros seguidos y salimos de la zona de abajo», recuerda Javi Navarro. También el otrora capitán Pablo Alfaro, refexiona sobre este encuentro. «Si analizas bien la alineación del Barcelona te das cuenta de que también tenía un equipazo, con Puyol, Xavi, Riquelme y Kluivert, entre otros. Pero aquel día nos salió todo a la perfección. Esa noche dimos, como equipo y como club, un puñetazo encima de la mesa. Empezamos a creer que podíamos hacer cosas importantes y pusimos entre todos los primeros cimientos para que la entidad sea admirada a nivel mundial».

De forma parecida se expresó Casquero, autor del primer tanto, al recordar la noche mágica del Sevilla en el Camp Nou: «Que el Sevilla, con todo lo que ha conseguido en los últimos años, no haya sido capaz de volver a ganar al Barcelona en su estadio dice mucho de lo que hicimos. Creo que ese partido lo recordaremos siempre. Esa temporada fuimos de menos a más. Sería espectacular que el Sevilla fuera capaz de ganar el sábado y seguir así como líder. Este equipo tiene mucha velocidad arriba y podría aprovechar los espacios. Ojalá que los sevillistas nos llevemos una alegría elsábado». Igualmente, Marcos Vales también echó la mirada atrás: «Ese partido lo cambió todo. Fue el punto de inflexión en una temporada bonita y en la que terminamos disfrutando. También me acuerdo que el partido tuvo mucha repercusión por la pitada que le dieron a Joan Gaspart. Recuerdo que se quedó en el palco al final del partido. A mí ese partido me marcó mucho. Es de esos encuentros que los tienes grabado para siempre; además, me salió una buena jugada al final y Toedtli pudo hacer el tercero del Sevilla».

En la otra banda, Fredi, habló del buen hacer tácticamente aquel día: «Precisamente hace unos días vi el partido repetido. Nosotros fuimos al Camp Nou con la idea de replegarnos y, aunque sabíamos que el Barcelona no estaba bien, éramos conscientes de que necesitábamos algo más que jugar bien. Ese día corrimos mucho y tácticamente salió perfecto. Reyes y Antoñito estaban por arriba y Marcos Vales y yo por las bandas. Salió perfecto. Nunca es fácil ganar en el Camp Nou. ¿Cuántos partidos ha podido perder el Barcelona en su estadio en los últimos diez años? Hace falta que tu equipo esté muy bien y que a ellos no le salga nada. Pero considero, sinceramente, que este Sevilla, el actual, está capacitado para ganar en cualquier campo».

En el lateral derecho jugó Redondo: «Ya en el vestuario, en el autobús, en el calentamiento… se veía que podíamos hacer algo. Era de esos partidos que nos sabes la razón pero que sientes que algo especial puede suceder. Marcamos muy pronto y eso nos benefició mucho porque la afición del Barcelona se puso nerviosa. A los pocos minutos de marcar ya se escuchaban los pitos. Todo nos salió bien. Marcos Vales, de hecho, hizo la jugada de su vida y firmamos un 0-3 espectacular. Me acuerdo que al final del partido, con el presidente del Barcelona, Joan Gaspart, de pie aguantando el chaparrón, vino la mujer para decirle que se metiera dentro, y como él le dijo que no, que él se quedaba. Eso me llamó mucho la atención».

Víctor Salas, que fue otro de los futbolistas que participó en aquel encuentro (él entraría desde el banquillo en la segunda mitad), recordó la fiesta en el vestuario: «Ya se puede imaginar cómo lo celebramos. Es imposible no acordarme de las caras de los compañeros. Jugar en el estadio de uno de los más grandes, como es el Barcelona, y sentir que le ganas en todo durante ese partido es muy especial. Los jugadores del Barcelona estaban desesperados, llegaban siempre tarde, y los pitos de su afición sonaban una barbaridad. Nosotros pusimos las dos líneas pegaditas y nos vino genial. Ver a Overmars y Kluivert arriba sin poder hacer nada no era lo habitual. También Riquelme, que fue marcado por Torrado, estaba totalmente fuera del partido. Aquel encuentro nos hizo creer que podíamos dar pasos importantes, tal y como se logró años después. Ese Sevilla empezaba a hacer ruido en LaLiga y mire hoy cómo estamos: líderes. Ojalá el Sevilla nos dé una nueva alegría el sábado; tiene equipo para ganar sea contra quien sea»

Antoñito, por su parte, se acordó de las bromas tras el partido: «Toedtli, que marcó dos goles, salió al terreno de juego por mí. Y como lo vi tan bien… le dije a él y al míster, a Caparrós, que me tenían que dar las gracias porque yo fui el que hice el trabajo más importante, el de cansar a los defensas del Barcelona. Los volví locos arriba y cuando estaban ya hechos polvos pues Toedlti se aprovechó (entre risas). Ahora en serio, todo el equipo hizo un partidazo. Toedlti estuvo sensacional con sus dos tantos. Ese resultado nos dio mucha confianza porque después de ganar en el Camp Nou ya parecía que no hay nada imposible. Ojalá que el Sevilla gane el sábado. Somos los líderes, ¿no?».

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Paco Herrera, nuevo entrenador de la @UDLP_Oficial - 5 horas ago