Lopetegui celebró con rabia el triunfo del Sevilla en el derbi contra el Betis (Foto: AFP)
Lopetegui celebró con rabia el triunfo del Sevilla en el derbi contra el Betis (Foto: AFP)

Examen parcial aprobado con nota para el Sevilla

El Sevilla de Lopetegui llega al primer tercio liguero en una posición inmejorable, con más virtudes que defectos de cara a la recta final de año

Por  3:45 h.

Son muy amigos en el fútbol de hacer balances de las temporadas cuando acaba la misma. Suele ser, sobre todo, el argumento de los que no le van las cosas nada bien en alguno de los análisis parciales del curso futbolístico, pidiendo así la tregua que pocas veces otorga el aficionado y la prensa, obligada a contar lo que sucede en el día a día de la entidad objeto de análisis. En el Sevilla las cosas van bien. No se puede decir otra cosa tras acabar esta suerte de primer trimestre que ha transcurrido tras cumplirse el primer tercio de LaLiga Santander en este parón de las selecciones nacionales de noviembre. Tras trece jornadas disputadas, el conjunto sevillista es cuarto en la tabla clasificatoria, su objetivo básico de la campaña, a un sólo punto del líder de la categoría. Además, siempre es un plus irse unos días de descanso habiendo obtenido un nuevo triunfo como visitante en un derbi, un choque siempre tan importante en el plano anímico.

Nada que ver este parón con el anterior, que se produjo en octubre. A aquel llegó el Sevilla con un balance de una victoria y tres derrotas ligueras (las tres que suma hasta el momento) sufridas ante el Eibar, el Real Madrid y el F. C. Barcelona. Las sensaciones no fueron malas entonces, con un conjunto de Lopetegui que disponía de ocasiones, especialmente en el Camp Nou, pero que no encontraba el camino del gol y eso le acaba pasando factura. Desde aquella derrota ante el Barcelona el conjunto de Nervión ha sumado tres victorias y dos empates en los cinco partidos ligueros que ha disputado. Los dos empates, además, ante rivales directos como Valencia y Atlético, con mejores sensaciones ante valencianos que madrileños.

Retomará el Sevilla el campeonato liguero esta semana con la mente puesta en el Valladolid, sabedor de que, si bien LaLiga está destacando por su igualdad, lo cierto es que le viene un calendario a priori propicio para sostenerse en lo alto de la tabla clasificatoria y consolidar sus buenas impresiones antes de que culmine el año. Valladolid, Leganés, Osasuna, Villarreal y Mallorca serán los adversarios de los de Lopetegui hasta que el 2019 toque a su fin. Un técnico que podrá, además, gestionar bien la plantilla y destinar sus mejores recursos para estos duelos, toda vez que ya no tiene nada en juego en la Liga Europa (clasificado como primero de grupo con dos jornadas de antelación) y que en la Copa del Rey tendrá como rival al modesto Bergantiños.

Aspectos destacables

Buena oportunidad para Lopetegui de seguir reforzando los muchos aspectos positivos de su gestión hasta el momento con la plantilla sevillista, que han provocado que se sobreponga a la presión inicial del proyecto y, sobre todo, al rechazo que originó en un primer momento su elección como entrenador por parte de Monchi, que apostó por él incluso con detractores en esa decisión.
Entre los aspectos destacables de la gestión de Lopetegui y su Sevilla hasta el momento quizás la más notoria es haberle dado una idea consolidada al equipo. Temporadas atrás el conjunto de Nervión pareció carecer de la misma y sobre todo, de tener un carácter competitivo propio de lo que se le exigía a un club del presupuesto y la importancia del Sevilla. Especialmente se ha notado esto en los duelos lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán, donde no le pierde la cara a los partidos el once sevillista, a excepción de contadas ocasiones como Éibar. Esto le ha llevado a ser el mejor equipo visitante hasta el momento, igualado con la Real Sociedad. Lopetegui tiene un equipo que compite hasta el final y es difícil de batir, hasta el punto de que solo ha estado 111 minutos en inferioridad en lo que va de temporada.

Esa competitividad la ha logrado formando un bloque solidario, sólido, al que es difícil crearle ocasiones y que ha ganado enteros (gracias también al ojo de Monchi) en materia defensiva. Futbolistas como Diego Carlos, Koundé, Reguilón, Fernando, Óliver Torres u Ocampos están cuajando una buena temporada, y Lopetegui está metiendo también en el barco del equipo a otros menos habituales como Gudelj, Munir o Chicharito. Eso sí, también tiene debes en este aspecto, como intentar sacar más provecho de un hombre como Rony Lopes, el fichaje más caro del verano, al que sólo se le vieron cosas buenas en el duelo ante el Dudelange en Luxemburgo, un rival para no elevar campanas al vuelo con excesiva confianza.

Está por ver si este Sevilla aguantará hasta el final en posiciones de verdadero privilegio, tal y como apuntan las maneras ofrecidas hasta ahora. En temporadas anteriores, en las que el conjunto sevillista incluso era líder tras trece jornadas disputadas, llegaba el invierno y el conjunto de Nervión se descosía como un calcetín viejo y empezaba a perder fuelle hasta incluso, como fue en el caso de Pablo Machín, acabar con la destitución del entrenador. Entonces también se hablaba de poder pugnar por retos grandes, pero el fútbol acaba poniendo cada cosa en su sitio.
Lopetegui, desde luego, no lanza las campanas al vuelo ni en los momentos de euforia, consciente de que ha aprobado con nota el primer tercio del campeonato, pero sabedor de que una temporada es muy larga y restan dos tercios más que definirán la temporada como éxito o decepción.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @Arsenal: Jose Antonio Reyes: September 1, 1983 - June 1, 2019 Forever a Gunner. https://t.co/i1sSGVAbZh - 3 horas ago