Sampaoli da una instrucción desde la banda (Foto: AFP).
Sampaoli da una instrucción desde la banda (Foto: AFP).

Un fallo en la pizarra, aparte de los de Nasri y Nzonzi

Tras tantos elogios merecidos conviene reconocer que Sampaoli se equivocó en varios aspectos del partido en Leicester

Por  10:35 h.

Todos los debates tras el partido se centraron en dos figuras: la de Nasri y la de Nzonzi. En el primero, por haberse autoexpulsado de forma inadmisible por lo que supone para el equipo y por el dineral que gana. En el segundo, por alargar la nefasta racha de penalti fallados en esta temporada. Pero los focos también deben iluminar a Jorge Sampaoli. El técnico argentino lleva toda la temporada recibiendo merecidos elogios. No es para menos. Tenía al Sevilla al borde de hacer historia en la Liga de Campeones y, aunque ahora está más difícil, todavía lucha por el título de LaLiga. Pero también hay que hablar cuando se equivoca. Y ayer lo hizo.

Para empezar, con la alineación, sobre todo por dejar fuera a Jovetic, el delantero más fiable de los de Nervión desde que aterrizó en San Pablo en el mercado invernal. También sorprendió lo de Mariano. Y para continuar, por lo que tardó en reaccionar y por cómo lo hizo. Es cierto, como dijo en la sala de prensa, que el Sevilla dominó y que tuvo ocasiones, pero éstas fueron en gran medida en jugadas aisladas. Errores groseros de Nasri y Nzonzi aparte, Sampaoli no hizo nada por variar la forma de atacar de los de Nervión, empeñados en colgar balones y en alargar hasta la desesperación las circulaciones. Y es que, en esta ocasión, la pizarra también tuvo mucha culpa de la eliminación.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
@jmtc13 Se puede contestar con más respeto y, sobre todo, con más coherencia. Si no he visto jugar, más allá de alg… https://t.co/sFMABSfdBI - 11 horas ago