Ganso, tres meses y 17 días después

El brasileño, protagonista por las bromas de sus compañeros

Por  11:19 h.

Ganso es un futbolista que se deja querer y se nota, por ejemplo, con el cariño que sus compañeros celebraron los dos goles con él en la noche de ayer. Fueron todos a buscarlo, conocedores de que la temporada de Ganso no ha sido fácil. De hecho, llevaba tres meses y 17 días sin jugar ni un minuto. Pero el dato es más aún más llamativo si tenemos en cuenta que en LaLiga no lo hacía desde el 19 de noviembre (sus últimos minutos los había jugado en la Copa del Rey). Quizás por todo ello, sus compañeros empezaron a bromear con él diciéndole “goleador” y que tenía escondida esa faceta para hacer tantos con suma facilidad. También durante el entrenamiento de hoy, muy suave para los titulares, Ganso recibió el cariño de sus compañeros, sobre todo, el de su compatriota Mariano, que no se separó ni un minuto de él. El lateral ha sido la persona que más ha confiado en Ganso durante todo este tiempo y el que, de alguna manera, ha influido para que el ex del Sao Paulo no tirara la toalla. Ahora, varios meses después, ambos disfrutan de la alegría por lo sucedido ayer ante el Granada. En lo que respecta al resto del entrenamiento, Sampaoli dividió en dos grupos a la plantilla. Por un lado, los que jugaron el duelo ante el Granada y, por otro, el resto. Mañana no habrá sesión de entrenamiento, razón de más para que el preparador físico, Jorge Desio, le haya metido mucha intensidad a la sesión de hoy. El argentino estuvo muy encima de sus jugadores y les pidió el máximo esfuerzo.

Redacción

Redacción