Machín dialoga con Roque Mesa en la sesión previa al Sevilla-Lazio (EFE)
Machín dialoga con Roque Mesa en la sesión previa al Sevilla-Lazio (EFE)

Huesca – Sevilla: Oxígeno o angustia

Sin margen de error para los rojiblancos ante un equipo que sólo ha ganado dos encuentros en su estadio

Por  5:01 h.
Huesca
0
Sevilla
0
Santamaría; Miramón, Etxeita, Pulido, Diéguez, Galán; Yangel Herrera, Moi Gómez, Juanpi; "Chimy" Avila y Enric Gallego.
Vaclik; Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Navas, Banega, Roque Mesa, Sarabia, Promes; André Silva y Ben Yedder.
De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco)
El Alcoraz. 18.30. beINSPORTSes

Acabado el colchón de puntos que llegó a tener el Sevilla con sus rivales más directos para quedarse con la cuarta plaza y ahora con las lógicas dudas que se han despertado en torno al cuadro de Machín cada vez que juega lejos del Sánchez-Pizjuán en LaLiga, se presentan esta tarde los futbolistas de Nervión en El Alcoraz con muchas obligaciones. Demasiadas. Sólo les vale ganar. Se acabaron las penas, las excusas y los recuerdos de lo sucedido esta temporada en estadios como San Mamés, Balaídos o El Madrigal ante equipos en crisis. El Sevilla se ha convertido esta campaña, al menos hasta ahora, en un auténtico especialista para ayudar a recuperarse a los que sufren por abajo. Y ese matiz resulta inadmisible para quien se construyó para estar en lo más alto. Ya no hay justificaciones y la victoria ante el Huesca, último clasificado, se antoja imprescindible para el Sevilla si no quiere adentrarse en un mundo de desequilibrio. Oxígeno o angustia.

El cuadro aragonés, fiel a su manual cada vez que juega en su estadio, a buen seguro que presionará y tratará de hacerse fuerte ante sus aficionados, pero la mejor calidad de los sevillistas debería ser fundamental y clave de una vez por todas para conseguir los tres puntos lejos del Sánchez-Pizjuán. Cada dos semanas parece que toca lo mismo. Buen juego en Nervión (a pesar de la derrota ante el Barcelona) y tortura fuera. Los números no engañan: el Sevilla sólo ha conseguido tres victorias en trece partidos y las tres llegaron hace ya cinco meses.

El Getafe, que el fin de semana pasado aprovechó para adelantar al Sevilla, tiene dos puntos más y mañana jugará ante el Betis, con un punto menos que los de Nervión. La clasificación no puede estar más apretada y cualquier error a falta tan sólo de trece jornadas para que se acabe LaLiga puede ser decisivo. El Alavés también está aguantando el tirón y suma los mismos puntos que el Sevilla, mientras que la Real Sociedad tiene tan sólo dos puntos menos que los de Machín. Oxígeno o angustia. Apenas le quedan cinco partidos a los sevillistas como visitantes y la clasificación a la Liga de Campeones pasa por cambiar cuanto antes su proceder fuera.

El Huesca, por su parte, está a seis puntos de la salvación y habla de final esta tarde. Está bien; lógico. Sólo ha vencido en dos ocasiones en su estadio y tratará de doblegar al Sevilla como sea. Ya avisó su presidente, Agustín Lasaosa, en estas mismas páginas cuando dijo qué equipo se va a encontrar el Sevilla, un conjunto marcado por el esfuerzo y con la clara consigna de encontrar en la lucha constante el mejor manual para tratar de ganar. Al cuadro de Machín le falta también eso. Hoy le toca morder y llevar la manija del partido desde el principio. En El Madrigal, en el último encuentro que jugó como visitante el Sevilla, quedó en evidencia que los amarillos fueron los únicos que fueron de verdad a por el encuentro desde el principio. Ya en la segunda parte, y cuando el equipo sevillista quiso, era demasiado tarde para remontar. A veces da la sensación de que el cuadro de Machín sale dormido cuando le toca jugar lejos del Sánchez-Pizjuán y echando de menos el empuje de su afición. Cuántos minutos ha tirado a la basura y cuántos errores se han generado en las dos áreas en los últimos duelos como visitante. La victoria pasa por ir de verdad a por ella. Sin dudas y con concentración. Sin miedo y con hambre. En El Alcoraz sólo dos equipos salieron derrotados y seis consiguieron el triunfo. No puede haber ya excusas. LaLiga, a falta de un tercio para que se acabe, ha entrado en su fase decisiva y el Sevilla sólo tiene obligaciones: ganar como sea. Cinco meses y nueve partidos seguidos sin vencer como visitante es una pesadilla. Toca despertar.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Se acabó la temporada. ⁦@Espartinascf⁩ Si se pudiera medir la ilusión... https://t.co/ABCkIBUxJV - 1 hora ago