Iago Aspas posa sonriente junto a los recepcionistas del Resor Mark Bandrenburg en Neuruppin
Iago Aspas posa sonriente junto a los recepcionistas del Resor Mark Bandrenburg en Neuruppin

Iago Aspas: «Mi posición favorita es la de delantero»

«Yo le diría a Alberto Moreno que como en Sevilla no va a estar en Liverpool, eso es seguro»

Por  8:01 h.

En Neuruppin ya le llama alguno el «Maradona de Moaña» en plan cariñoso. No ha necesitado demasiado tiempo Iago Aspas Juncal para ganarse el afecto de sus compañeros. Al habilidoso atacante gallego se le ve contento y no lo disimula. Anda como un chico con zapatos nuevos. «Después de una temporada pasada en la que no disfruté de los minutos que quería, salió la posibilidad de venir al Sevilla. De inmediato puse mucho entusiasmo para venir aquí y para que todo saliera bien, no sólo este año sino también con un contrato a largo plazo. No puedo negar que estoy contento».

El verano es un periodo de rodajes. Con la ausencia de Gameiro por lesión y de Bacca por vacaciones (regresa el día 30), el puesto de delantero centro en Neuruppin es cosa del joven Juan Muñoz y del propio Aspas. El gallego no oculta que es allí donde quiere verse jugando, aunque con Emery al mando ya se sabe que lo normal es que juegue sólo un delantero de inicio. Se promete una competencia dura, sobre todo si Bacca finalmente no sale a pesar de los intentos de Inter de Milán y Zenit de San Petersburgo de tentar al colombiano.

La claúsula de Bacca es de 30 millones y sus dos pretendientes tienen dinero. Con el mes de julio todavía por terminar, todo es posible. Mientras que su compatriota cafetero Teo Gutiérrez se ofrece al Sevilla, Aspas confía en aprovechar su momento y postularse como el nueve ideal. «Yo siempre he jugado en varias posiciones, no he tenido una posición fija. En los últimos años he venido actuando de delantero y es donde me sentía más cómodo. Me puedo adaptar a varias posiciones, pero mi posición favorita es la de delantero centro, un poco suelto ahí arriba».

La apuesta está lanzada. Eso sí, prefiere no ponerse un número de goles «porque eso es gafe» aunque admite que lograr una llamada de la selección nacional es un reto que tiene en mente. Iago también tiene claro con quién le habría encantado coincidir en el Sevilla. «Hombre, a todo el mundo le gusta jugar junto a grandes futbolistas y Rakitic lo es. Pero no he podido coincidir con él en el Sevilla. Ha sido mi futbolista del Sevilla favorito como espectador».

En el vestuario sevillista hay un jugador con el que en teoría tendría mucho que hablar. Se trata, claro está, de Alberto Moreno, cuyo futuro en el Liverpool no termina de estar descartado. Aspas no lo anima demasiado a marcharse a pesar de que él mismo es un futbolista cedido por el propio Liverpool. «No he hablado todavía con Alberto de Liverpool. Sí que es cierto que los compañeros le hacen algunas bromas con el tema. Pero si es por la vida, yo le diría que como en Sevilla allí no va a estar, eso es seguro. Y mira que en Sevilla sólo he estado tres o cuatro días. Ahora que pertenezco al Sevilla, prefiero que se quede aquí».

En cuanto a la posición natural del Sevilla en la Liga, las quinielas están claras y la Liga de Campeones no debe ser una palabra que asuste. «Después de Barcelona y Madrid hay un grupo de equipos donde está el Sevilla. Después de la temporada pasada tan brillante, hay que decir que el Atlético de Madrid se distanció un poco. Luego viene un grupo donde está Real Sociedad, Valencia, Villarreal, Athletic y Sevilla. Son los que están en segundo escalón y los que deben pelear por la cuarta plaza, que daría lugar a jugar en la Liga de Campeones. Todos los candidatos partimos igual. Digamos que tenemos un 20 por ciento de posibilidades. Es un sueño al alcance, pero es difícil. Para mí no es presión que se hable de ese objetivo, ya que un grande como el Sevilla tiene que optar a todo».