José Castro, en un instante de la entrevista concedida a ABC. Foto: Jesús Spínola
José Castro, en un instante de la entrevista concedida a ABC. Foto: Jesús Spínola

José Castro y el nuevo ciclo en la presidencia

Castro afronta su primera temporada completa al frente del Sevilla

Por  15:01 h.

Con la planificación de la plantilla llegando a su recta final, la Supercopa de Europa, el título que colmó de gloria al Sevilla en agosto de 2006 frente al F.C Barcelona, marca el primer objetivo para la entidad. El primero en lanzar ese mensaje optimista y ambicioso fue el presidente José Castro. Desde la eliminatoria contra el Betis, pasando por el Oporto, Valencia y Benfica, el máximo mandatario del Sevilla siempre habló del hambre por ganar recordando mucho a José María del Nido. Ahora, Pepe Castro afronta su primera temporada desde el incio del club tendrá que asumir desde el inicio su primera temporada al frente de la nave sevillista.

La consecución de la tercer Europa League y el quinto puesto en la liga quedará en su haber, pero tampoco es menos cierto que la plantilla fue confeccionada bajo el mandato de José María del Nido con Monchi como fiel escudero. Durante los ocho meses que José Castro lleva al frente de la entidad, el presidente se ha encontrado con varias situaciones difíciles de torear tales como la renovación de Rakitic, la continuidad de Unai Emery, la salida de Alberto Moreno, o reorganizar el consejo de administración para confeccionar un grupo de trabajo a su gusto. En cuanto a la fallida intentona por la continuidad del croata, Castro fue el primero en adelantar que el acuerdo con con el jugador estaba hablado a expensas de que el hermano aterrizase en Sevilla para firmar los documentos. Con el tiempo todos sabemos como terminó la película. Puede que Castro se precipitara, o que Rakitic se la jugase al presidente. Lo cierto es que la culminación de la operación ha dejado en las arcas del club alrededor de 20 millones de euros tras la salida de un futbolista que terminaba contrato dentro de un año. No hay que olvidar que Rakitic salió llorando y el Sevilla le cedió el palco de honor para que se despidiera como un grande, acto que refuerza la imagen del club de cara al exterior.

 Unai Emery

El tema del entrenador también ha sido peliagudo a lo largo del año. La Uefa en su haber, al igual que la quinta plaza y la eliminación de la Copa. Castro le otorgó confianza y reforzó al técnico cuando parecía que Caparrós hacía la maleta en el Levante. Incluso cuando el AC Milan preguntó por el de Hondarribia, el presidente fue a Malasia para terminar de convencer a Emery de que su sitio estaba en el Sevilla. el fútbol es tan grande que ni ganando un título las dudas cesan sobre la figura del técnico. Mejor malo conocido que bueno por conocer ha pensado el Sevilla que quiere dejar a un lado el cambio de entrenador cada vez que se las cosas no van bien.

Alberto Moreno

El futuro de Alberto Moreno y la posible salida del Sevilla es una gestión plena de José Castro. José María del Nido renovó al futbolista el pasado año blindándolo con una cláusula de 30 millones de euros. Aunque desde el club aseguran que no tienen prisa en vender al del Cerro del Águila, la oferta del Liverpool por Moreno no debe escaparse. La cuerda se ha tensado demasiado siendo el Sevilla un club vendedor y la propuesta inglesa muy rentable para el club. Si finalmente el futbolista se queda en la ciudad, muchos entenderán la no venta como una oportunidad desaprovechada al igual que lo fue la negativa de traspasar a Perotti a la Juventus por 14 millones. El futuro de Moreno será una gestión plena de José Castro.

Aunque durante la 2013/2014 ya han transcurrido hechos para valorar la gestión del presidente, es ahora con una temporada completa por delante, la mejor oportunidad para que José Castro plasme el proyecto que quiere para su Sevilla.  La gestión del entrenador, el desembolso en los fichajes, el objetivo champions e ilusionar nuevamente a la afición son algunas de las tareas de Castro para la nueva campaña. Ahora es su turno.