Juan Muñoz: El gol que viene de Utrera

Marcó a la primera oportunidad que le dio Emery: «Estoy en un club muy grande, que no está por debajo de ningún equipo del mundo»

Por  8:00 h.

Lo vimos en la concentración de Costa Ballena como un niño con zapatos nuevos. Aunque ya no lo es. Ha dejado de ser juvenil. Prudente, callado, rodeado de los otros canteranos que había citado Emery. Daba la impresión de llevar siempre una sonrisa contenida, hacia dentro, que delataba su autoconfianza y la complacencia de alguien que siente que está haciendo las cosas bien, que se está entregando. Luego, pisaba el césped del campo de entrenamiento y ahí torcía el gesto. Miraba a Emery con mucho respeto, con la cabeza semiagachada. Lo escuchaba. Apretaba… hasta que conseguía arrancarle al entrenador el tesoro que perseguía en forma de una exclamación: «¡Bien Juan, muy bien, eso es, eso es!».

Juan Muñoz ha surgido de la cantera como un relámpago tras una temporada en la que firmó 46 dianas. Ganó la Copa del Rey juvenil, contribuyó con goles para salvar del descenso al Sevilla Atlético en el tramo final (atendiendo la llamada de emergencia de los técnicos que lo sacaron del División de Honor para tal fin) y debutó con la sub 19 de España, con la que también marcó. A sus 18 años tiene toda la pinta de prodigio, pero vale más su humildad. «Para mí ha sido un sueño poder realizar esta primera parte de la pretemporada con el equipo de toda mi vida, entrenar con este escudo en el pecho y jugar el primer partido. He trabajado con la ilusión de un niño pequeño al que se le presenta la oportunidad de entrenar con los campeones de la Liga Europa. Ha sido un honor y un orgullo el hecho de haber estado en Costa Ballena. No tengo palabras», comenta el delantero a ABC.

Juan Muñoz es utrerano, como el presidente, y como uno de los estandartes del equipo, José Antonio Reyes. Por eso, en su primera concentración con los «mayores» no podía tener otro cicerone. Reyes ha sido su guía, su compañero de habitación, y mucho más: «Con José me llevo muy bien. Él, además, es de mi pueblo y me ha inculcado ese plus de motivación y de ganas. Cuando yo era pequeño y lo veía por la calle en Utrera, pensaba: ‘Es un fuera de serie’. Y, fíjate, ahora he llegado a ser su compañero de habitación. Me ha ayudado mucho y me ha aconsejado que estuviera tranquilo, que hiciera sólo lo que yo sabía hacer, sin querer demostrar más de mis capacidades. Insistió mucho en que me tomara muy en serio los entrenamientos y que escuchara siempre al míster y al cuerpo técnico. Que si hacía todo eso, la cosa iba a marchar sobre ruedas, porque con tranquilidad y con templanza se alcanzan los grandes retos. Ha estado todo el día encima de mí y le tengo que agradecer mucho. La verdad, desde el primer día que llegamos a la concentración de Costa Ballena, me llamó mucho la atención la unión y el compañerismo que hay en este equipo. Conmigo han sido todos muy amables, cariñosos, y sólo puede tener palabras de agradecimiento para ellos, porque me lo dieron todo. He estado muy a gusto. Soy feliz».

A pesar de su juventud, no hay barreras para Juan Muñoz. Se presentó en Costa Ballena tras sellar en la cantera unos registros estratosféricos y unos promedios goleadores que asustan. Pero, allí sólo era un joven más, que incuso se incorporó una semana más tarde que el resto al disfrutar de un permiso de vacaciones por su participación en la final de la Copa del Rey Juvenil. Da igual. Está tocado con la varita. En estado de gracia. El desparpajo lo llevó a hacer de las suyas en su primer partido con el Sevilla. Ante la U. D. Roteña, saltó al césped tras el descanso y cuando sólo llevaba 21 minutos sobre el terreno de juego, recogió la pelota en la frontal y con un gesto de «9» de quilates la colocó en el fondo de la red. «Desde que era un crío e hice mi primer entrenamiento con el Sevilla, tenía en mente a largo plazo el poder conseguir algún día cosas grandes en el fútbol y con este club, que es el club de mis amores. A mí me gustan los retos difíciles. Estoy muy contento con el club y supermotivado, y con muchísimas ganas de darle alegría y triunfos al sevillismo y a esta entidad», afirma el canterano.

Ahora mismo es imposible intuir cuál será el papel de Juan Muñoz en este Sevilla. Probablemente, le tocará seguir creciendo en el filial. O no. Lo único cierto es que Gameiro está de baja indefinida, Bacca e Iago Aspas aún no se han incorporado y Carlos Fernández intenta demostrar su calidad, como él: «Para mí sería un sueño el poder disfrutar de partidos en la Primera división, pero si no, no tengo ningún problema en jugar en el Sevilla Atlético o en el Sevilla C. Desde pequeño, me enseñaron a llevar este escudo en el pecho y a valorarlo, a dar el 120 por ciento sea en el escalafón que sea. Siempre hay que ir a por todas».

Y la última cuestión que le planteábamos a Juan es la recurrente en este tipo de casos en los que un joven valor asoma la cabeza y llama la atención. «¿Si me llama el Madrid o el Barça? Tengo muy pocas dudas porque ya estoy en un club muy grande que no está por debajo de ningún equipo europeo o a nivel mundial. Sólo deseo poder vestir esta camiseta muchos años».

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
@voladizogolsur jajajaja - 4 horas ago