Emery y Aleix Vidal, en un entrenamiento en Costa Ballena
Emery y Aleix Vidal, en un entrenamiento en Costa Ballena

Krychowiak, primera piedra para un centro del campo ilusionante

El polaco, a punto; faltarían el medio creativo y el especialista a balón parado: Valbuena y Pedro León, objetivos

Por  8:25 h.

Tras Denis Suárez, Aleix Vidal, Iago Aspas y Mariano Damián Barbosa, el centrocampista polaco Grzegorz Krychowiak se convertirá en el quinto refuerzo del Sevilla si no se produce un giro de última hora que en la entidad de Nervión no esperan. El jugador del Stade de Reims de la Ligue 1 será la primera piedra para recomponer la medular sevillista, que con la marcha de Ivan Rakitic se ha quedado huérfana de gran parte de sus virtudes. El croata concentraba cualidades que ahora Monchi intentará repartir entre varios futbolistas.

En un principio, el director deportivo habló de traer a dos sustitutos por Rakitic: un mediocentro y otro futbolista que se desenvuelva en una posición más adelantada, incluso como segundo punta. Si bien Iago Aspas puede actuar en esa zona, sus prestaciones responden más a las de un delantero, con lo que el deseo de los técnicos sigue siendo el de «cazar» en el mercado a ese hombre de garantías que sepa iniciar la jugada de ataque. Pero, además, el club sigue insistiendo en recuperar el plus a balón parado, toda vez que se trata de una faceta primordial para Emery, metódico de la estrategia que tantos éxitos le ha reportado al Sevilla en los últimos tiempos.

Con todo ello, serían hasta tres los hombres necesarios para suplir con éxito, a priori, la sensible baja del polivalente Rakitic. Y a ello se refería ayer precisamente desde la concentración de Costa Ballena el presidente del Sevilla, José Castro: «Vendrán tres fichajes más, incluyendo al polaco (Krychowiak), lo que no quita que el mercado nos pueda ofrecer alguna sorpresa importante». Evidentemente, cuando el máximo mandatario habla de «sorpresa» no sólo hay que entenderlo como una oportunidad de mercado que se materialice en el club en forma de una nueva incorporación, sino también como la tesitura de que pudiera llegar más adelante una oferta «irrechazable» en términos económicos por alguno de los futbolistas importantes del plantel que impulsara a su venta y propiciara la búsqueda de un recambio. Así las cosas, el refuerzo más inminente es el del mediocentro o pivote defensivo. «No debe haber problemas y la idea es cerrarlo todo antes incluso del fin de semana», reconoce a ABC Cezary Kucharski, exdelantero internacional del Sporting de Gijón y representante de Krychowiak, dando por buenas las palabras del presidente del Sevilla. Todas las partes coinciden en el mismo punto, y, realmente, quien más ha intentado tensar la cuerda para sacar la mayor tajada posible ha sido el presidente del Stade de Reims, Jean Pierre Caillot, que se descolgó inicialmente pidiendo siete millones de euros por un jugador que termina contrato en junio de 2015.

Tras una primera propuesta sevillista de tres millones, Monchi aprovechó su viaje a París, donde trató con el Olympique de Marsella por Coke, para reunirse con uno de los agentes del mediocentro polaco de 24 años, al que le trasladó que el Sevilla elevaba su oferta a un fijo de cuatro millones de euros más variables en función de los objetivos individuales y colectivos. No parece que Jean Pierre Calliot vaya a poner más trabas de las que ya ha puesto sobre la mesa en la negociación, principalmente porque corre el riesgo de que su futbolista se marche libre el año que viene.

Bastante más complicados serán, por caché y precio, los otros dos complementos que anhela la secretaría técnica para el centro del campo. El mundialista francés Mathieu Valbuena es un perfil de jugador habilidoso e interesante, no ya sólo para el Sevilla, sino para cualquier equipo con aspiraciones. Monchi sondeó las posibilidades con el mismo presidente del Olympique de Marsella, Vincent Labrune. Su precio no es desorbitado, entre cinco y seis millones. El problema está en la ficha, aunque está claro que a sus 29 años un equipo como el Sevilla le puede ofrecer retos deportivos más interesantes que, por ejemplo, el Dínamo de Moscú. En cuanto a Pedro León, el Sevilla lo quiere, pero no tiene prisa. «Sabemos del interés, pero no ha habido nada nuevo en las últimas semanas, créeme», decía ayer su agente, Pedro Bravo, a este periódico. El Sevilla sólo espera el momento y la forma. Pedro León es el hombre que quiere Emery para la estrategia.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
@voladizogolsur jajajaja - 4 horas ago